miércoles, diciembre 31, 2014

Chao 2014, Bienvenido 2015


2014: Año del Caballo. He leído y escuchado quejas de este año. Sin embargo, sea o no mi signo en el Horóscopo Chino (sé lo que están pensando...), ha sido un buen año, y definitivamente no puedo estar menos que agradecida.

Me trajo trabajo. Un trabajo que me gusta y en el que me siento cómoda. Cambié la radio por la tv, y el cambio no fue tan grave como lo supuse. Me adapté, creé y me superé. Tengo nuevos amigos y amigas, y nuevas oportunidades, como retomar mi tesis (¡ya era hora...!).

Mi mamá pudo ir a su país por un año entero: nunca habíamos estado separadas tanto tiempo. Fue muy importante para ella y para toda la familia, y una parte de ella está de vuelta...

Mi beba entró al Kinder... He de admitir que me costó mucho el cambio. Sigue y seguirá siendo mi bebé, aunque estoy consciente de que técnicamente a los 3 dejará de serlo (según la Organización Mundial de la Salud).

Sigo viviendo con mis padres, y mi meta sigue siendo independizarme... Un año más... pero trabajaré duro para que tengamos nuestro propio hogar y nuestro propio carro. Es tan importante tener un medio de transporte cuando se es mamá... Manejarme sola es muuuuuuuuuuuuuy diferente.

Termina el postparto para mi, y tras el encuentro con "mi propia sombra", como le llama la psicóloga argentina Laura Gutman, recién estoy viendo destellos de luz. Recuperarme como mujer es vital para mi, y estoy viviendo ese proceso.

Un año después, regreso a subirme a un escenario para bailar con mi grupo HILAL. Año de retomar proyectos, montar coreografías y crear...

El tango finalmente llegó a mi, y espero venga para quedarse. Igual el yoga.

El programa que produzco me permitió aprender mucho sobre cocina tradicional costarricense, cocina en general, salud y nutrición. Además me enseñó de lo importante que es el trabajo de equipo.

Los últimos meses arremetió un huracán (y no soy yo), y hay más motivos para sonreír.

Mi lección de Vida esta Navidad fue perdonar, y el perdón me liberó y con él liberé a mi hija de llevar esa carga. Aún me falta la más difícil de las luchas que vivo a diario, pero lo que no me mata me hace más fuerte.

Mi propósito de Vida está alineado con mi trabajo, y eso hace que todo tenga sentido. Sólo queda seguir. Gracias, gracias, gracias por este año, y por el que está por empezar, que también nos trae MUCHAS cosas buenas. Recordemos cambiar nuestra realidad a partir de los pensamientos y de nuestras acciones.

NAMASTÉ.


jueves, diciembre 18, 2014

Intuición

Hace muchos años ya... tendría unos 15... hice un trato con mis amigas de colegio: nunca dejaríamos de ser niñas. Nunca olvidaríamos que una vez lo fuimos. Conservaríamos la inocencia de nuestro corazón. 

Uno de los grandes Maestros de la Humanidad, Jesucristo, solía decir: "dejad que los niños vengan a mi". 

Ser madre me ha permitido volver a disfrutar como una niña. Ser una mujer adulta, cumplir con los convencionalismos, amoldarme a la sociedad y a sus dictámenes, no es algo que se me de natural. Todo lo contrario, me cuesta "encajar". Una vez me despidieron con ese argumento. Así es, me dijeron que no "encajaba". Para mi es algo positivo. 

Y esto no tiene nada que ver con madurez, no nos confundamos. Mis heridas y mis batallas me han hecho mucho más fuerte. Sin embargo, a veces creo que puedo ser demasiado ingenua. Confío mucho en los seres humanos. A veces más de lo que debería.

Creo que en esencia, todos somos buenos, y apelo a esa bondad. Saludo la Luz que habita en cada alma. Porque cada alma viene de la Fuente. Y la Fuente es el Amor. Y a pesar de mi conexión con el Amor y el Universo, que son uno mismo, me llevo fuertes decepciones, a veces me siento defraudada. Es mi parte humana la que me hace sentirme así. Por eso es tan importante no tener expectativas. E impedir que el Ego se apodere de nuestras mentes.

Espero seguir teniendo fe en los seres humanos. Creo profundamente en el Cambio, en la Transformación, y en que todas las consecuencias de esta Transformación, las estamos viviendo Aquí y Ahora. Pueden doler, pueden matar, pero será para nacer de nuevo.



martes, diciembre 09, 2014

Presiento



Presiento tus labios sobre mi piel.

Presiento el sabor de tus dedos.

Presiento cada uno de tus orgasmos.


                                                            Siento...

tus suspiros en mi oído,

tus palabras ahogadas,

tus gritos contenidos.

Bebo...

las ansias de tocarte,

el perfume de mis pasos en el aire,

tu sabor a chocolate.

Como...

tu lengua revolviéndose con la mía,

mi pasión desatada y contenida,

los sueños que me inventé y te inventaste, 

con su cereza y su crema chantilly.

lunes, diciembre 08, 2014

Adivino



Adivino los pasos que tus dedos quieren dar sobre mi cuerpo.

No estás, pero tu recuerdo me humedece.

Te siento, te presiento, te adivino.

Sumerjo mis cabellos en tu piel, como una promesa.

Te pregunto cuál es el sabor que habita en mis pechos,

y me contestás con una exhalación.

Te sueño, te siento, te presiento, te adivino.

jueves, diciembre 04, 2014

Relectura

Releerme, como si me tratara de un libro, me sacó algunas lágrimas, también sonrisas... La nostalgia la llevo en la sangre, es inevitable... Pero quiero crear nuevos recuerdos. Voy a comprarme un libro con las páginas en blanco. Voy a regalarte un libro con las páginas en blanco... para que escribás tu propia historia. En vos está que querás que sea parte de ella.




martes, diciembre 02, 2014

Tengo ganas...

... de violarte las entrañas,
    de hacerte el Amor bailando,
    de contarte una historia al oído,
    a media luz.



domingo, noviembre 16, 2014

Hombre: transforma tu miedo



Volvamos a la prehistoria, a los cazadores y las recolectoras. Volvamos al momento en que se disolvió el Matriarcado en la memoria de los seres humanos y se instauró el Patriarcado. Volvamos al momento en el que las construcciones empezaron a tener forma fálica. Volvamos al momento en que el Cristianismo sustituyó el paganismo. Sí, también tiene que ver.

Estudiemos las guerras. ¿Cuáles fueron sus causas? ¿Por qué tanta violencia? ¿Tanta ansia de conquistar, robar, violar? Los hombres se volvieron competitivos, y lo llevan impreso en sus genes.

Este mundo, señores y señoras, está cambiando. Nos dimos cuenta de que la Tierra no puede girar a partir del odio, ni de la destrucción, ni de la violencia, ni de la agresión.

¿Qué es lo que prevalece en el origen? ¿Qué viene a nuestra mente cuando pensamos en nuestra madre, en las madres? (hablemos en términos generales). ¿De dónde venimos? Venimos del Amor. Aunque sólo seamos resultado de la Pasión, o del Placer, los seres humanos buscamos Amor. Lo contrario al Amor, no es el odio, es el Miedo.

El mundo está cambiando, y quien no lo quiere ver, que abra los ojos de su corazón. Estamos volviendo al origen. Basta de Miedo. Regresemos al Amor. Regresemos al vientre de nuestra madre y sanemos tanto dolor. Volvamos a nuestra Madre Tierra. Sanemos la historia. Dejemos de maltratar, de usar, de abusar, de agredir. Curemos con Amor. Es la única medicina.

¿Por qué un hombre golpea? ¿Por qué agrede? ¿Por qué viola? Porque tiene Miedo. El Amor es más fuerte. Luz para los hombres y las mujeres de buena voluntad. Es tiempo de dejarnos transformar, desde adentro.

jueves, noviembre 13, 2014

Lección de Vida

Hoy recibí una lección de Vida: perdí mi celular, antes del medio día. Me devolví a buscarlo, aunque mi intuición me decía que siguiera mi camino. Bloqueé la línea. Estaba muy estresada por todo lo que tenía que hacer cuando corté la última llamada que hice. Pero me repetí a mi misma lo que aprendí en Metafísica: "lo que es de una es de una y nadie se lo quita". Seguí mi camino, en paz, positiva. Miré a la gente a los ojos cuando les hablaba, fui amable con todos y todas, les ofrecí una sonrisa, hasta a un parcero vendedor de la calle que me dijo que si quería ser su novia. Conozco hombres que me gustan de verdad y que no han tenido la valentía de decírmelo. Hice todo lo que tenía que hacer, dando siempre las gracias, y siendo firme cuando fue necesario. Almorcé a las 4:00 de la tarde, con mucha hambre, pero dando las gracias. Concreté muchas cosas y tuve buenas ideas. Cuando ya iba de vuelta a casa, sentí que algo vibró en mi bolso. No, no uso consolador: era mi teléfono. Sonreí y me fui a reconectarlo. Mi lección: conectarme más con la Vida y la gente, y desconectarme un poco más del teléfono. Gracias, gracias, gracias.



miércoles, octubre 22, 2014

36

A tres días de mi cumpleaños número 36, me siento una mujer más segura, más empoderada de mí misma, definitivamente más fuerte y con más agallas para enfrentar lo que venga. Y todo esto se lo debo definitivamente a mi pequeña maestra. No soy la misma mujer desde que soy mamá, y sé que la aventura apenas empieza, pero también estoy consciente de que he vivido un proceso de transformación increíble.

Me dejó de importar lo que diga y piense la gente de mi, que de todas formas ya lo cantaba a gritos cuando tenía 15. Por primera vez puedo llamarme productora audiovisual sin que se refiera sólo al título. Estoy trabajando en tener un título que dejé pendiente hace años, por miedo de enfrentarlo, y también por esa mala palabra que no existe en mi vocabulario que se llama pereza. Estoy enfocada en lo realmente importante, y me siento orgullosa de ello.

He estado tan enamorada de mi beba y de mí misma, que se me olvidó un poco lo que era amar a alguien más, incluso desear a alguien más. Creo que estoy atravesando el umbral del fin de lo que Laura Guthman llamaría "el encuentro con mi propia sombra", que no es otra cosa que la etapa postparto, que yo más bien le llamaría el proceso postparto. Sí, dura aproximadamente unos dos años y medio, y no tres meses que es cuando la mayoría de las mujeres de mi país tienen que volver a trabajar. 

Las ideas fluyen, y cuento con la bendición con que no se topan con pared alguna. Tengo la certeza de que TODO ES POSIBLE, y no porque me lo dijeran en El Secreto, o en Metafísica 2 x 1, sino porque lo vivo diariamente. La misma Conny Méndez lo dice en su libro: compruébelo por usted mismo.

Tengo unas ganas enormes de reencontrarme con la mujer que fui, aunque estoy consciente de que es desde otro plano. Quiero bailar, quiero sentirme hermosa, quiero sentirme bien... Y volveré al tango, como él ha vuelto a mi. Y seguiré bailando la danza sagrada hasta el fin de mis días, y le enseñaré a mi hija sus primeros pasos.

Quiero reconectarme con mis raíces, porque la sangre me jala, porque han pasado 12 años ya: demasiado tiempo. Alguna misión tengo por allá que tendré que cumplir, aunque sólo se trate de un reencuentro.

Trabajaré por tener mi propia casa, y mi propio carro. Por darle a mi hija un techo digno, un hogar donde reinen la paz y el amor. Nos merecemos lo mejor, y no menos que eso. 

Doy gracias por todas las bendiciones que he recibido en mi último año de Vida, así como por las pruebas, las enfermedades, la separación de mi madre, aunque duela, las personas que he conocido, las que se han apartado de mi camino, los atardeceres, el beso eterno con el Mar, las amigas del alma, las niñas hermosas y los niños hermosos con los que hemos jugado Ámbar y yo, y sus madres y sus padres, la escasez y la abundancia, la comida deliciosa, las miradas cómplices, la Luna siempre observante e influyente, y sobre todo por la Vida, y cada respiro. Y por ver la belleza de mi beba dormida a mi lado. No podría ser más dichosa. Namasté.



domingo, octubre 19, 2014

La Muerte como una semilla

El lunes fui a un funeral. En el camino me enteré de que íbamos a un templo cristiano protestante. Sí, de esos en los que el pastor alza la voz, y junto a sus hermanos (pues todos lo son), alzan su mano derecha y gritan: ¡ALELUYA! Uno a uno pasaron los hermanos a dar el testimonio de una señora mayor que al parecer se caracterizó por su fé y perseverancia. Además hubo cantos. Uno de los nietos de la señora tenía una voz maravillosa... La nieta... pues... pensé que debería tomar clases con su primo. Hasta ahí todo "normal".

Lo que realmente me llamó la atención, fue cuando, antes de invitarnos a pasar al cementerio, el pastor dijo: no vamos a sepultarla, vamos a sembrar una semilla. Entonces levanté la cabeza, y volví a ver a mi compañera de al lado pestañeando dos veces. Él continuó su discurso: "...la semilla que va a dar fruto en el Paraíso".

- Interesante concepto, le dije a mi compañera. Yo creo en la reencarnación.
- Yo también, me respondió.

Evidentemente todas las religiones coinciden en la esencia y luego se separan en las ramas. O, retomando la metáfora, en la semilla, en las raíces. Para mi (y para otros que piensan como yo), todo es energía. Todo cambia, todo se transforma. Me interesa el saber cómo las religiones tratan de explicar (y esto a través de la fé), cómo la Muerte es sólo un paso, un cambio, una transformación. No todo acaba ahí. ¿Quién es capaz de comprobarlo? Nadie. No hay base científica. Yo creo en la Metafísica. El pastor en cuestión y sus respectivos hermanos, en el Paraíso. ¿Pero qué pasa con quien no cree? Le tocará comprobarlo por sí mismo. Tal como nosotros, "los creyentes".




domingo, octubre 12, 2014

La escena

- En mis 26 años de carrera no había visto nada igual. Tiene que venir por ella. Según el protocolo de la institución, no puede venir a clases hasta que esté completamente recuperada. ¡Puede contagiar a los otros niños!
- (Tragando saliva) La entiendo, pero póngase en mi lugar. Tengo que ir a trabajar, ya he faltado varios días..
- Póngase usted en mi lugar, yo tengo que velar por los otros niños y por el prestigio de la institución.
- Pero estoy sola, entiéndame. Necesito trabajar para poder pagarle a usted. ¡No me queda de otra!

Mientras caminaba por la calle con el teléfono, en la acera del frente, por esas cosas del destino, se cruzó con él, en el preciso momento en el que dijo "estoy sola". Sus miradas se congelaron por unos segundos. Ella alcanzó a pensar: la Vida es irónica, y siguió negociando con la Directora, sin dejar de caminar.

Él siguió su camino, en dirección al teatro. Y se inspiró en esa escena para la obra que estaban montando.


jueves, octubre 02, 2014

Perlas a los cerdos

Ella se estaba poniendo seca. Cumplía tres años sin ser tocada, sin sentir la explosión de un orgasmo de a dos. Había pasado por todas las etapas: indiferencia, odio, rechazo, deseos incontrolables, luego resignación y de nuevo deseos incontrolables.

Un día se cansó, justo antes de estar dispuesta a pagar por sexo. Lo vio en la calle. Joven, muy joven, con la piel tersa, los ojos achinados y el cabello negro. Le gustó el uniforme. Era un cliché y no le importaba. 

Él le pidió el número. Ella se lo dio y así empezaron a chatear. Primero pretextos, luego insinuaciones. Luego las conversaciones eran más interesantes y más intensas. "Interesantes", no es la palabra. Su escaso vocabulario y su pésima ortografía la ponían de mal humor. Además, tenía que explicarle las cosas más de dos veces, porque él no entendía. NO hablaban el mismo español. Y no porque fuera extranjero. ¡Qué le quedaba! No más que hacerse de la vista gorda. Total, se trataba de un polvo. Empezaron a intercambiar fotos y videos sexuales. Fijaron una cita. Ella reservó en un hotel boutique. Estaba segura de que él jamás había estado ahí. Antes irían a cenar y a tomar algo. Habían hablado tanto de esa noche..., y se habían masturbado juntos pensando en esa noche. 

Cuando finalmente llegó la hora y la fecha fijadas, ella se detuvo en la entrada del restaurante. Se devolvió sobre sus pasos, pero antes de regresar a casa, se detuvo en un sex shop para comprar un consolador... por si pasaban tres años más. Consolador. C - o - n - s - o - l - a - d - o - r . Consolador.


martes, septiembre 23, 2014

Los hombres tienen miedo

- Los niños tenían miedo, los adolescentes tuvieron miedo, y los adultos también lo tienen. Salen corriendo. Yo siempre he sido directa... y seguiré siéndolo. Me gusto así.
- Está bien que seas así. Yo también soy directo - me dijo mirándome con sus ojos grandes.

Sin embargo, él también tuvo miedo. Al menos lo admitió. Pero está bien... A él le está social y moralmente permitido sentir miedo. Hablemos de los otros.

Él me inmortalizó en sus letras. Dicen que lo escrito escrito está. Escrito lo llevo en la piel. Pero cuando quiero transformar sus palabras en caricias nuevas, él sólo se pone rojo. Tiene novia. Una "genérica". ¿Qué es una genérica?, se preguntarán. Dícese de aquella mujer que en realidad no los satisface - y no hablo únicamente del plano sexual - , sin embargo cumple el rol perfecto de novia. Él, el novio, es inteligente, capaz, emprendedor, sensible, creativo... ni qué decirles. Merecedor de una novia increíble. Modestia aparte, una de nosotras, una Mujer Salvaje, una mujer que sepa correr con los lobos. Ah, pues no. Eligió la genérica.

Ahí está él, meses sin verlo. Un chico guapo, con una hermosa sonrisa, una buena cuchara (sí, chicas, es un requisito), inteligente, creativo, sensible... ajá, ya saben cómo me gustan. Y en nuestro reencuentro, decide presentarme (adivinen a quién)... Ajá, a su novia genérica. Diríamos una papa sin sal. Y es donde una quiere darse contra las paredes y se pregunta: ¿por qué la eligió en mi lugar? No debería haber perdón de Dios.

El viernes en la noche me enjachó una novia genérica. Pero él... él si se la merece. No me merecía a mi. Y supongo que ella es parte de su Karma. El karma correspondiente por el Amor que no es amado. El Amor de su propia hija.

Pasemos al siguiente. No hablemos tanto de mi. Daré otro ejemplo. Tengo una amiga (que no soy yo, no insistan), enamorada de un ejemplar... ejemplar. Un músico de cierta forma está conectado con la Divinidad, porque la música es matemática y en la matemática está inspirada la Creación. Pero dejémonos de volazones y aterricemos en el tema. Esta amiga enamorada lo dejó ir, por pendeja, sí, y ahora el individuo en cuestión tiene (sí, adivinaron) una novia genérica.

Ella - Para qué quieren novias increíbles (como nosotras) si tienen "genéricas".
Yo - SUSPIRO. Ay, ¿qué hacemos con las novias genéricas?
Ella - Quemarlas vivas. Ah, no, eso hicieron con las brujas.
Yo - Y no funcionó.
Ella - ¡Y es que las brujas somos nosotras!
Yo - O.o



La cápsula

Última tecnología. Reproduce hologramas. Se programan las luces. Pongo luces bajas para un ambiente más íntimo. Le pregunto si trae a alguien o seré su acompañante. Invitó a una chica y no es su novia. Con que esas tenemos...

Invitó a Mr. Big. Antes de aparecer, lo vemos en todas las pantallas, y en holograma. Está guapísimo. Hasta se ve más joven. Se deja ver con una música hip hop de fondo, y con su característica sonrisa.

- ¿Esta cápsula es tuya? - le pregunta él a Big.
- No, bueno, sí, es de ambos - le contesta mirándome. ¿Te gusta? - le pregunta con su acento colombiano.
- Maeeeeeee... está rajado.

Enciendo un botón, y de las paredes, salen las bailarinas. Susurramos juntas, rapeamos, iniciamos una coreografía siguiendo la música. Él se queda sólo. Evidentemente, su chica no sabe la coreografía. Además, está anonadada con la tecnología de la cápsula.

Bailo para Big. Miradas y sonrisas van y vienen, como en los viejos tiempos. La tensión sexual se apodera del ambiente de la cápsula. Pedimos unos tragos para refrescarnos.

Cambio de música. Clásica, pero intensa. Se forman parejas y se representan escenas dramáticas y hasta trágicas, al mejor estilo de Romeo y Julieta. Cambio de vestuario. La cápsula se desintegra. No logro alcanzar a Big. Tampoco a él. De nuevo sola. Despierto del sueño.


jueves, septiembre 04, 2014

Reencuentro



Estoy en licra, suéter, y tennis, reviso al menos estar bien peinada. Acabo de llevarme un pedazo de tortilla enorme a la boca que no me dejaría hablar. Me vuelvo de espaldas para que no me vea. Mastico rápido. Más rápido. Está más flaco, pero siempre lindo. Estoy de espaldas, y veo que se acerca por el reflejo de la vitrina. Nos sonreímos.
- ¡Hola!
- ¡Hola!
- Hey, ¡tanto tiempo! 
- Sí... ¿cómo estás?
- Neee... -encoge los hombros. Su compañero se acerca al carro a guardar unas cosas.
- Entonces venga para darle un abrazo y pasarle la buena vibra y que le pasen muchas cosas mágicas de esas que fijo suceden todos los días pero que usted no se ha dado cuenta... - lo abrazo fuerte.
- ¿Y qué tal si usted me las enseña? Podríamos salir, no sé, el otro viernes, ¿hoy? - se ríe.
- Bueno, hoy no puedo, presento mi primera película. Bueno, es un documental.
- ¿En serio? Wow! ¡Qué bueno! ¿Dónde?
- Aquí en el Variedades.
- ¡Me encantaría verlo! Bueno, nos hablamos - camina hacia el carro.
- Pero, ¿tenés mi teléf...?
- Sí, todavía - se acerca y me muestra mi número en la pantalla con el logo de 911.
- Wow! Ya esa emisora ni siquiera existe...

Me sonríe y se me ilumina todo por dentro. Es un ex que no volví a ver nunca más... Lástima que fue un sueño.


lunes, agosto 25, 2014

La mujer que soy ahora

La mujer que soy ahora,
es la sobreviviente.

La mujer que soy ahora,
vio la luz,
y luego se encontró
con su propia sombra.

La mujer que soy ahora
es más fuerte,
más madura,
más firme.

La mujer que soy ahora,
añora reencontrarse
con la mujer que fui,
para integrarse
en una sola.

La mujer que soy ahora,
necesita recordar
que es mujer,
además de madre.




domingo, agosto 24, 2014

Hambre

Sedienta de besos,
ausente de caricias,
desierta.

Mi cuerpo se está
secando,
pero aún tiene
lágrimas.

La necesidad
te vuelve agresiva.
Y la agresividad
asusta.

Y te asusta a vos misma.


lunes, agosto 18, 2014

Perseguiré... la estela de tu perfume




Una vez, hace muchos años ya, soñé un beso. Un sueño siguió al otro. Hasta que aquel beso se hizo realidad bajo una Luna Llena. Y no fue uno, fueron muchos, porque antes de ser un beso, ya se había convertido en una obsesión.

Esta vez no se trata sólo de un beso. Se trata de su perfume, su piel, sus manos, sus brazos, su abdomen, rozando con el mío al mismo compás. Ya alcanzó a ser una obsesión. Aún no es una realidad. No lo es porque no lo permití. No me lo permiten mis propias reglas. Y es cuando el deseo se burla de mi. Porque cuando las luces se apagan, me asalta el recuerdo de su voz, gimiendo al otro lado del teléfono. Me descubro sonriendo mientras viajo en el autobús, o deseando encontrármelo en la parada.

Verlo con tanta frecuencia es un suplicio, porque ya no se trata del juego del que fuimos cómplices, sino de evitarse, de fingir que no pasa nada. Y cuando llego al lavabo tengo que empaparme con agua fría para apagar el fuego.

Me gusta pensar que dejará de ser una fantasía, y que será algo que pueda sentir, oler, chupar, tocar, besar... Dicen que los pensamientos son cosas... Y así se lo advertí.

lunes, julio 28, 2014

La Vida es juego



Cuenta la historia que ella recordó que era mujer, que se entregó a la idea de volver a sentir, con la piel, la sangre y los huesos. Y logró elevarse unos metros sobre el suelo, hasta que fue lanzada a tierra. Y lloró, porque su dignidad estaba herida. Porque quería confiar nuevamente, en que esta Vida es un juego y ella era capaz de jugarlo, porque ya había movido las fichas.

Ayer suspiraba de placer y hoy de rabia, de desengaño. Sabía que lo mejor que podía hacer es seguir su camino, sin embargo quiso ser inmortal por el tiempo que dura un orgasmo. Hay lecciones que no se terminan de aprender...

Este encuentro, consigo misma, la mujer, estaba siendo más lento y doloroso de lo que ella imaginó jamás. Tanta soledad, tanta necesidad de besos, de abrazos, de sentirse en éxtasis. El éxtasis que siente ahora es otro, y está conformado por momentos que no visualizó, aunque se los hubieran contado. Sus pequeñas manos, sus suspiros al dormir, sus risas, sus "te amo" con esa vocecita cálida y aguda.

Sin embargo hay algo que despertó en ella, algo que crece como un volcán... Más bien se parece a un temblor, un terremoto, que va aumentando su intensidad. A ella no le queda más que encogerse, envolverse, re-pri-mir-se. Una vez más. Y se siente cansada, agotada, de devolver sus pasos... Quisiera ver la luz, y sólo se siente más sola.