domingo, agosto 24, 2014

Hambre

Sedienta de besos,
ausente de caricias,
desierta.

Mi cuerpo se está
secando,
pero aún tiene
lágrimas.

La necesidad
te vuelve agresiva.
Y la agresividad
asusta.

Y te asusta a vos misma.


No hay comentarios.: