jueves, enero 29, 2015

17 cosas que quiero hacer mientras viva

Hace unos años había hecho esta lista por iniciativa propia. Esa vez fueron 100 cosas. Como parte del evento de FB "Soy Feliz 2015: Más felicidad en seis semanas", voy de nuevo con la lista. Va a ser interesante compararla con mi lista anterior. Estoy segura de que han cambiado mis prioridades. Voy ahí:

1. Compartir mi Vida con un compañero, permitir que el Amor permanezca, crezca, evolucione y fructifique.

2. Volver al Mar, vivir frente al Mar. Tener mi casa propia frente al Mar. Despertar cada mañana con el sonido del vaivén de las olas y el olor de la brisa marina. Hacer el amor bajo las estrellas y la Luna que iluminan el Mar por las noches... Ver a mi hija correr feliz por la arena.

3. Tener una casa en el Área Metropolitana. Me gusta el Este, me gusta vivir en el Este. El punto es que  es necesario tener un punto de referencia en la GAM para poder trabajar en cosas que me gustan y por las que es importante estar cerca de SJ. Cuando pueda y quiera me escaparé al Mar.

4. Y bueno, para viajar de una casa a la otra, necesitaré un carro, para tener la libertad de moverme de un lado a otro, sin depender del carro de nadie. Libertad y empoderamiento al volante. Sacar la licencia: tarea pendiente.

5. Viajar, viajar mucho... Conocer nuevos países, culturas, olores, sabores, museos, gente... Ojalá documentar estos viajes... Ojalá produciendo un programa... o dos.

6. Ser buzo. El Mar es para mi el lugar al que siento que pertenezco. Sumergirme en sus profundidades y sentirme una sirena... Ver los colores iridescentes de los peces y redescubrir las criaturas marinas me parece... fascinante.

7. Escribir un libro... No uno... Muchos... Publicarlos y vivir de eso, y vivir bien y feliz. Holgadamente.   Comunicar es mi verbo.

8. Viajar a menudo a Bolivia. Es mi otro país... mis raíces me jalan. La sangre me llama. Tengo claro que mi misión está en Costa Rica, pero deseo que Bolivia sea un destino frecuente.

9. Viajar a Nápoles, conocer Italia de extremo a extremo. Investigar sobre mi familia. Saber de dónde vienen los Badani. Me identifico mucho con esta cultura, y es porque también la llevo impresa en mi ADN.

10. Saber, conocer, investigar más sobre el origen de mi padre. Lo que calló mi abuela, lo que nunca quiso contar, fuera cual fuera la razón. Sé que la necesidad de saber no es sólo mía...

11. Volar en un parapente. Sé que soy capaz de volar, y no sólo tengo alas.

12. Desarrollar más mi telepatía, mi capacidad de teletransportación, desdoblarme en astral... trabajarme espiritual y psíquicamente.

13. Sanar la relación con mis padres. Sobre todo con mi padre.

14. Dejar ser a mi hija. Ella es un espíritu libre. Guiarla para que sea una buena líder, pero sin intervenir demasiado, sin coartarla, sin limitarla.

15. Volver a pintar. Soy arte en todas sus expresiones, y disfruto todas y cada una de sus manifestaciones.

16. Volver a actuar en un escenario.

17. Nunca, bajo ninguna circunstancia, dejar de bailar.


Foto: Sergio Cantillo
Máscara: Aurelio Vidor


viernes, enero 16, 2015

Complicidad

Me dejo empapar de una paz deliciosa,
me acuno en el centro de tu pecho,
dibujo con mis dedos círculos concéntricos en tu espalda,
beso los rincones que quedan en tu piel.

Bebo el licor que emana tu cuerpo,
respiro cerca de tus labios,
casi rozándolos.

Desdibujo con agua mis caricias,
bebo el aceite con el que mojé tu piel:
nos mezclamos,
nos embriagamos,
nos saciamos.

El vino, el azúcar,
la música de los grillos, tu respiración...

Quisiera adivinarte a través de tus párpados cerrados...
pero nuestro abrazo me habla más que tus palabras.


miércoles, enero 07, 2015

Día 7



Hoy no hay lágrimas. Pero sí una sensación agridulce. Sí sabías a chocolate, pero a chocolate amargo. También tenías algo de embriagante. No lo niego.

Dejarte ir no fue fácil. Dejarme ir no fue fácil. Pasará un tiempo para que pueda verte de nuevo a los ojos, sin desear que brillen al verme.

Estos vientos huracanados arrasaron con todo. Sólo espero que tu recuerdo sea dulce. Y que me haga sonreír tanto como tu llegada.

lunes, enero 05, 2015

La Llorona



Hay amores que ni con todo el alcohol del mundo se olvidan...

El Ego es la aceituna verde que flota sobre el martini, el gusano que yace en el fondo de la botella del mezcal, el corcho que se niega a salir de la botella.

El Amor no debería doler así... Una debería aceptar, dejar ir, soltar y fluir... Pero no es tan fácil hacerlo como decirlo...

La Vida te hace repetir lecciones cuando no las has aprendido... Y eso va en ambas direcciones... No queda más que volver al origen, a las raíces, para retomar el camino y seguir.

Pero por un momento, tocar fondo es justo y necesario. Así como verse en el espejo.

jueves, enero 01, 2015

La Mujer Huracán

Hubo una vez una mujer huracán... con la mirada de fuego y alas en los pies. Hubo una vez una mujer huracán... que te quemaba al besarte, y te hacía arder el corazón a fuego lento... Hubo una vez una mujer huracán... pero tuviste miedo y no te dejaste llevar... Cuentan que se la llevaron los vientos del Sur... allá, en el altiplano, donde sólo se escucha la voz del viento... Cuentan que esa es su voz, y que por ella los charangos y las zampoñas cantan con melancolía.


¿Qué es el Amor?

Caminé por las calles vacías, en la soledad de una ciudad vacía y sucia. Me acarició el Sol y el viento helado me secó las lágrimas. ¿Qué es el Amor? Es como preguntarse "¿qué es la comida?", dijo el Maestro. El Amor es eso que vi en tus ojos, que siento en tu abrazo, que no querés admitir pero palpita, en la esquina oculta del corazón.