viernes, octubre 26, 2007

Ham So

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
Yo soy.
Y soy una con el aire
que alivia mi rostro.
Existo en el movimiento
y en la quietud.
En el silencio
y en la armonía
de la música.
Soy el agua
y fluyo al ritmo del mar.
Existo en el fondo del océano
y en el vacío.
Soy con el Sol
un haz de energía.
Soy con la Luna,
un intercambio de emociones.
Soy el río que corre sobre
y entre las piedras,
la arena y los peces.
Existo adentro y afuera,
arriba y abajo,
y en dimensiones inimaginables.
Me siento.
Soy una conmigo.

domingo, octubre 21, 2007

Nosotros los artistas

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
Anoche fui a ver El Benny, del cubano Jorge Luis Sánchez, un largometraje biográfico sobre la Vida del cantante cubano Benny Moré, maestro del mambo, el son cubano y el bolero. Como la Vida de muchos artistas, la suya fue una de muchos excesos. El alcohol no lo dejó terminar su último concierto, a los 43 años. Anduvo con cuanta mujer quiso, tuvo broncas con sus músicos, su familia sufrió por él, mientras miles de seguidores lo idolatraban, no sólo en su país natal sino en todo América Latina.

Por supuesto, era un egocéntrico. Es normal, me decía un amigo. Como todos los artistas. Yo me reí. Pero también más sensibles, le dije. Sí, tienen otra conciencia de la realidad, y eso les provoca dolor. Y el dolor necesitan sublimarlo. Las drogas son una forma de hacerlo. El sexo es otra, le contesté. Sonrió.

El se bajó del bus, y yo me quedé pensando en el dolor, y en el sentido que le da a mis lágrimas.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

miércoles, octubre 17, 2007

As UNusual

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
No sos vos, soy yo, de Juan Taratuto, Argentina, 2004.

Pensé en el título como la típica excusa, la frase pre-hecha para terminar una relación. Llegué al cine, leí la sinopsis y me dije: voy a llorar. Me senté en la butaca en la que me sentí más cómoda. A mi alrededor, una que otra pareja, grupos de amigos y uno que otro individuo, como yo. El individuo de atrás me pidió la hora.

Empieza la película, la historia de un tipo que planea casarse con su novia e irse juntos a EEUU. Ella decide que está confundida, se liga otro tipo y abajo planes. Inicia el duelo del tipo. Contrario a lo que creí, me reí tanto... Era tan patético en cada una de sus etapas de duelo, tan ridículo, que el ataque de risa era inevitable. Y, pues claro, me sentí identificada. Con ambos personajes. No les cuento por qué con ella, porque les adelantaría una parte de la película...

Me quedé viendo los créditos, hasta el final, como de costumbre. El individuo que me pidió la hora también:

- ¿Patético, no?
- Mucho - le respondí. Lo peor de todo es que una ha hecho así de feo.
- Sí, yo también.

Me invitó un café y me contó su historia. Y yo la mía.


Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

martes, octubre 09, 2007

Quiero

"...un beso de amor
a la luz de la Luna,
pelo suelto
y margarita."

Kelvis Ochoa, Viento y Tiempo.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

lunes, octubre 01, 2007

Lamento boliviano

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
Hace 12 años que tratábamos de explicarnos el significado de esta canción, en mi clase de quinto año de colegio, cuando recién había salido al aire la versión de los Enanitos Verdes...

Anoche, conversando con un amigo, recién pude entender su trasfondo... y me tocó. Mi amigo tiene la teoría, de que nosotras las mujeres que venimos de Los Andes, amamos de dos formas: o con total entrega, o con desprecio e indiferencia absolutas. Entonces recordé a La Chaskañawi, de Carlos Medinacelli. Y sí, creo que en los rescoldos de mi alma puede haber una cholita con pollera y trenzas. Celosa, altanera, coqueta, y apasionada con ganas. En fin, es sólo una teoría. Aunque leyendo un poco la historia de mi segunda madre tierra, de mi patria boliviana... pensando en el altiplano: seco, con sus Andes quebrados por la nieve, y ese frío que quema las mejillas..., y por último, escuchando los acentos plañideros y llorosos de las canciones tradicionales: los acordes del charango (que originalmente se construía del cuerpo de un quirquincho o armadillo), los lamentos de la zampoña, los requiebros de las voces de sus cantantes... puedo entender mucho de mi ser.

Aquí en Costa Rica, me decía mi amigo, existe el tal vez, el después, el depende, el puede ser (y esto también tiene una justificación histórica). En Los Andes, o amas o no amas. Eso es lo que nos asusta, me decía, esa entrega incondicional. Y nosotros no tenemos el valor para enfrentarlo, no sabemos qué hacer con todo ese amor...

Mi amigo me dejó pensando..., y horas más tarde me senté a escuchar esta canción del Grupo Bolivia:

Como si el viento adivinara,
de la nostalgia que me embarga.

Sólo tus recuerdos están
matándole a mi corazón.
Lo peor es que no puedo olvidar
en la distancia te sé esperar.

Vuelve mi llanto a caer,
abrazando está mi soledad.
Mi Vida no tiene razón,
sin ti yo no sé adónde voy.

Como si el viento adivinara,
de la nostalgia que me embarga.
Sola y frente a este mundo,
sola y con todos tus recuerdos.

No me resigno a perder tu amor:
es más me niego a olvidarte.
Sabes que no quiero perderte.
Te amo mil veces, te amo.