lunes, octubre 01, 2007

Lamento boliviano

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
Hace 12 años que tratábamos de explicarnos el significado de esta canción, en mi clase de quinto año de colegio, cuando recién había salido al aire la versión de los Enanitos Verdes...

Anoche, conversando con un amigo, recién pude entender su trasfondo... y me tocó. Mi amigo tiene la teoría, de que nosotras las mujeres que venimos de Los Andes, amamos de dos formas: o con total entrega, o con desprecio e indiferencia absolutas. Entonces recordé a La Chaskañawi, de Carlos Medinacelli. Y sí, creo que en los rescoldos de mi alma puede haber una cholita con pollera y trenzas. Celosa, altanera, coqueta, y apasionada con ganas. En fin, es sólo una teoría. Aunque leyendo un poco la historia de mi segunda madre tierra, de mi patria boliviana... pensando en el altiplano: seco, con sus Andes quebrados por la nieve, y ese frío que quema las mejillas..., y por último, escuchando los acentos plañideros y llorosos de las canciones tradicionales: los acordes del charango (que originalmente se construía del cuerpo de un quirquincho o armadillo), los lamentos de la zampoña, los requiebros de las voces de sus cantantes... puedo entender mucho de mi ser.

Aquí en Costa Rica, me decía mi amigo, existe el tal vez, el después, el depende, el puede ser (y esto también tiene una justificación histórica). En Los Andes, o amas o no amas. Eso es lo que nos asusta, me decía, esa entrega incondicional. Y nosotros no tenemos el valor para enfrentarlo, no sabemos qué hacer con todo ese amor...

Mi amigo me dejó pensando..., y horas más tarde me senté a escuchar esta canción del Grupo Bolivia:

Como si el viento adivinara,
de la nostalgia que me embarga.

Sólo tus recuerdos están
matándole a mi corazón.
Lo peor es que no puedo olvidar
en la distancia te sé esperar.

Vuelve mi llanto a caer,
abrazando está mi soledad.
Mi Vida no tiene razón,
sin ti yo no sé adónde voy.

Como si el viento adivinara,
de la nostalgia que me embarga.
Sola y frente a este mundo,
sola y con todos tus recuerdos.

No me resigno a perder tu amor:
es más me niego a olvidarte.
Sabes que no quiero perderte.
Te amo mil veces, te amo.

7 comentarios:

Azzafrack dijo...

Hay gente que simplemente no esta preparada para dar o recibir tal nivel de sentimiento.

Que colera que da la gente que quiere jugar de grande sin saber a que se mete...

Un abrazo y de corazon ojala que sigas mejor

Metamorfosis dijo...

q bien que en la vida, todo se pueda expresar con canciones.... o a lo mejor es al revez...

Onironauta dijo...

pues a mi no me asusto el amor andino ;) jaja

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Debe ser así como dices, o amas o no amas, puedes amar y odiar a la misma persona en un mismo día.

Abrazos, ch'askañawi.

L. Chávez Miranda dijo...

Tambien los que nos enamoramos 3 veces en un solo dia te comprendemos...

Estido dijo...

Obviamente el amor es un constructo cultural, por eso mismo, se lo entiende y practica de distintas maneras según el contexto. Como otras costumbres y tradiciones, donde sea que estemos cargamos con nosotros la praxis amatoria del lugar en el que aprendimos a amar (es algo similar al caso del lenguaje).

Ahora bien, cuando dos personas con distintas visiones de mundo se "enamoran", cada cual asume el enemoramiento de acuerdo al concepto de amor propio de su cultura, cosa que, por lo general, no causa mayor problema, porque por lo menos en el mundo occidental el concepto de amor está más o menos unificado. Lógicamente, las pequeñas variantes regionales pueden ser determinantes a la hora de comprometerse con una relación.

Un abrazo.

Oscar dijo...

¡Qué lindo tu rincón!

Me encantó este autorretrato que te describe y, al mismo tiempo, obviamente nos describe. Muy revelador.

Te cuento, además, que mi madre y mi hermanita menor viven en San José.

Un abrazo.