martes, noviembre 25, 2008

Invitación

Photobucket

jueves, noviembre 20, 2008

100 cosas que haré mientras esté viva

1. Bailar caporales en el Carnaval de Oruro 2010.

2. Bailar o actuar en el Teatro Nacional.

3. Escribir, publicar y dedicar varios libros y vivir de eso.

4. Conocer a un hombre que me ame, me valore y me respete de verdad, y compartir la Vida juntos.

5. Ser madre.

6. Ver crecer a mis hijos.

7. Volver a ver y estar con Carlos.

8. Conocer todo Sudamérica.

9. Viajar a Cuba. Bailar en Cuba. Comer en Cuba. Fotografiar Cuba. Hacer el amor en Cuba.

10. Viajar a Egipto.

11. Viajar a Italia y conocer a mis antepasados.

12. Viajar a la India.

13. Tomar un Crucero por el Caribe.

14. Hacer nuevamente el Camino del Inca con mejor condición física y que sea un tour místico-espiritual.

15. Subir al Chirripó.

16. Hacer canopy.

17. Volar en un delta.

18. Bucear bajo el mar.

19. Ir a la Isla del Coco.

20. Aprender a mezclar como una dj.

21. Ser fotógrafa profesional.

22. Pegarme la fiesta en varias discos europeas.

23. Vestir como una diva.

24. Ser una diva (got it!)

25. Viajar a Líbano.

26. Viajar a Marruecos.

27. Viajar a Toledo y visitar la tumba de Gustavo Adolfo Bécquer.

28. Visitar el Museo de Frida Kahlo y el de Vincent van Gogh.

29. Conocer a Gael García Bernal y darle un beso en la boca.

30. Conocer el Taj Mahal.

31. Conocer a José Saramago y conversar con él.

32. Conocer a Eduardo Galeano y conversar con él. Y regalarle mis libros.

33. Conocer un sabio (ya conocí una sabia: era mi abuelita).

34. Conocer a Eduardo Verástegui y hacer el amor con él (en realidad pensé en cogérmelo, lo confieso).

35. La próxima vez que esté con Jay K, me lo apretaré, muy a pesar de los guardaespaldas.

36. Viajar a Bolivia más a menudo.

37. Comprar una casa de dos pisos con balcón, jacuzzi, piscina, patio, jardín, mezaninne y bar.

38. Comprar un carro que me guste y manejarlo a la perfección.

39.Comprar una bicicleta.

40. Vivir en otras playas (ya viví en Conchal).

41. Ir a Bocas del Toro de cacería, jajaja.

42. Manejar Photoshop e Ilustrador a la perfección.

43. Conocer a Rachel Brice.

44. Ver al Circo del Sol en vivo.

45. Que Plácido Domingo y Björk canten para mi.

46. Hacer el amor con un poeta y que nos escribamos los cuerpos como en The Pillow Book.

47. Hacer el amor en una tina de helado de vainilla derretido.

48. Coger en el baño de un avión con un desconocido sin que nadie se percate.

49. Cantar bien.

50. Gritar en la cima de una montaña.

51. Tener mi propia empresa y tener éxito y ganar mucho dinero.

52. Ser una bailarina de belly dance exitosa.

53. Comunicar el verdadero sentido del belly dance.

54. Pintarme el cuerpo cuando esté embarazada y que me tomen fotos.

55. Tomarme fotos desnuda con el amor de mi Vida.

56. Hacer fiestas para mis amigos y mi familia en la casa que me voy a comprar.

57. Aprender italiano.

58. Aprender portugués.

59. Aprender francés.

60. Vivir en Holanda, trabajando en Radio Nederland Wereldomroep.

61. Ir de compras en París y Nueva York.

62. Comprarles una hermosa casa a mis padres.

63. Conocer a Joaquín Sabina.

64. Comprar un kayak para usarlo a menudo.

65. Mantener el peso ideal.

66. Cuidar y mantener mi piel (ya sé lo que estás pensando).

67. Viajar en astral naturalmente.

68. Viajar en astral en pareja.

69. Bailar belly dance en Jazz Café Escazú.

70. Bailar belly dance en otros países.

71. Teñirme el pelo rojo (de nuevo).

72. Tener de mascota un gato negro.

73. Plantar marihuana en mi jardín.

74. Probar hongos alucinógenos.

75. Lanzarme de una avioneta con paracaídas y no morir en el intento (todavía me faltan 25 cosas por hacer).

76. Hacer rafting fuera de Tiquicia.

77. Conocer al Dalai Lama.

78. Estudiar fotografía en Barcelona.

79. Hacerme invisible de cuando en vez y jugar con eso (got it!).

80. Ver un hada.

81. Reírme de la Vida antes de enojarme.

82. Llevarme bien con todos mis ex.

83. Ver animales en Africa.

84. Descubrir e investigar el origen de mi familia paterna.

85. Filmar una película.

86. Producir una o más radionovelas.

87. Producir un disco.

88. Producir espectáculos de belly dance (y bueno, ya empecé).

89. Hablar con mi abuelita (aunque esté en el más allá).

90. Volver a jugar con mi primo Luis a la Mujer Maravilla y Superman.

91. Cantar en un teatro.

92. Que todo lo que salga de mis manos sea mágico y delicioso.

93. Tener mi propia web.

94. Hacer manualidades con mis hijos.

95. Tener una cobija con orejas siempre que quiera (tradúzcase un hombre que me ame y a quien amar cuando hace frío).

96. Tener siempre flores que me alegren el día.

97. Aprender a bailar tango profesionalmente.

98. Decorar mi propia casa.

99. Presenciar una boda hindú o casarme a lo hindú.

100. Hacer mi tesis (debí haberlo puesto de primero, pero la lista no tiene un orden en especial).

101. Al final, que me conviertan en cenizas, me metan en una vasija de barro (como a mis antepasados), y me tiren al mar.

miércoles, noviembre 19, 2008

Suficiente

Photobucket

Era la hora del desayuno. De unos años para acá, él acostumbra levantarse de malas. Cualquier excusa es buena: el clima, el insomnio, que no le sirvan del lado que alumbra el Sol, que la ventana esté abierta...

Son tres. Padre, madre e hija. La madre en la cocina, la hija desayunando, el padre o sus quejas recién levantándose.

P- ¿Dónde está el lapicero rojo? (Grita) Anoche lo dejé justo aquí (golpeando la mesa). (A la madre) ¿Dónde está el lapicero rojo? (A la hija) ¿Por qué tu madre SIEMPRE tiene que estar moviendo las cosas de dónde las pongo?

La madre no responde, está sumergida en un limbo desde hace dos meses, que ahora en los libros y en la televisión llaman por el nombre de depresión.

H- No le hables así, por favor, por eso es que se deprime.

P- No es por eso, es por otras cosas.

M- (Saliendo del limbo) ¿Entonces por qué otras cosas?

P- ... (Cambia de tema y sigue buscando el lapicero rojo).

lunes, noviembre 17, 2008

Nombre

Tener un nombre tan cristiano es toda una responsabilidad. Pero para ser sincera nunca me lo he tomado como tal.

Mi madre quería que me llamara Penélope. Y como la Vida está llena de absurdos me encontré un Ulises en una parte de mi historia. Pero no soy buena para sentarme a bordar y esperar... También quería que me llamara Andrómeda, pero tampoco soy buena para jugar de inalcanzable.

Mi padre quiso ser creativo y se dedicó a la tarea de inventarme un nombre. Mi nombre es el resultado de la fusión de los nombres de mis dos tías abuelas, las tías favoritas de mis padres. Mi tía abuela paterna se llamaba Deo Cristi, que significa Dios Cristo, en latín, así es que Padre e Hijo de una. Isabel era el nombre de la tata, la tía preferida de mi madre, el nombre de la mensajera. Toda una trilogía, resulté siendo. Cada quien lo toma como quiere. Así es que decidí tomarme la Vida con tranquilidad, como este tipo que andaba relajado por la Vida, redescubriendo en cada ser humano un ser maravilloso, disfrutando los momentos y compartiéndolos, amando, aprendiendo y escuchando. Con la percepción de que todos somos dioses, y con la capacidad de creer locuras y encima apoyarlas como lo hizo doña Isabel.

miércoles, noviembre 12, 2008

A mis amantes

Bajo todas las capas de mi piel,
en lugares que quizá no se atrevieron a descubrir,
por encontrarse demasiado profundo,
porque no se alcanzan con las yemas de los dedos,
ni los capta la pupila,
guardo agridulces recuerdos,
de momentos compartidos,
de miradas cómplices,
asaltos,
juegos de infantes,
que se redescubren al dejarse ser,
al reconocerse animales,
esenciales.

Les dedico esta perla
que se asoma al borde del arco de mis pestañas,
una canción, que nunca supe entonar,
una caricia, sin tocar la piel,
un suspiro al oído,
el recuerdo que despierta la lluvia al caer,
una carcajada al aire, suspendida,
como el instante en el que se detuvo el tiempo,
y nos advertimos inmortales.

Photobucket

lunes, noviembre 10, 2008

Cosas que me hacen sentirme viva (o):

(Adelante, escriban).

martes, noviembre 04, 2008

Para mi no cambia nada

(ENTRA BASE DE RAP)

Para mi no cambia nada,
mirá que te has inventado esta historia,
y ¡qué historia!

Quién es, nena,
el de los colmillos,
el de la escritura,
el de la dulce historia,
¡y qué historia!

Para mi no cambia nada,
venir a desenterrar muertos,
no me cambia nada,
no me aporta nada.

El tiempo pasa,
y nos supera,
nos espera,
y a vos te desespera.

Para mi no cambia nada,
revolver en esta historia,
la verdad es la verdad,
mi verdad, tu verdad,
te está jodiendo...

Espera

La mejor espera es la que no espera (nada).