martes, octubre 25, 2011

33

Mi cumpleaños siempre ha sido para mi muy importante, y es porque es la celebración de la Vida, el fin de un ciclo y el inicio de otro. He sido muy afortunada porque desde niña se celebró mi cumpleaños con una fiesta, más adelante con un almuerzo, y luego por mi parte empecé a organizar mis propias fiestas, porque me encanta compartir, bailar, ¡celebrar en grande!

El año pasado estuve desconectada de mi propia alma, y aún así lo celebré brevemente con las personas que tenía más cerca en ese momento. Un año ha pasado desde entonces y mi Vida ha cambiado muchísimo. Empecé con una energía avasalladora que se difuminó en la fiesta que empecé en diciembre, eniembre, febriembre..., hasta que yo misma la paré porque ya seguir en marzo era demasiado. Disfruté muchísimo, tanto como sufrí el año pasado. Me enamoré, creí y confié porque así me lo dictó mi corazón, y de ese amor fue concebida mi preciosa Ámbar, el regalo más hermoso que me ha dado la Vida en estos 33 años. Ella sabe que deseé su llegada desde hace muchos años, desde lo más profundo de mi corazón. Por alguna razón que está más allá de nuestro conocimiento, ella eligió a sus padres, y este momento para materializarse en un ser humano que se está formando en mi vientre, y que en febrero verá la luz del Sol, por primera vez... o de nuevo. Y a pesar de todas las circunstancias, ella me transmite una energía electrizante, una fortaleza que jamás hubiera soñado hace un año, una felicidad indescriptible. Alguien dijo muy bien que no hay forma de explicar con palabras el hecho de estar embarazada.

Otro milagro es el Sol brillando esta mañana después de tantos días de lluvia. El recibir tantos saludos de parte de mis amigas, amigos y conocidos. El poder abrir mis ojos y tener ganas de levantarme de la cama desde la madrugada, cuando ya ansiaba que amaneciera como si fuera a emprender un largo viaje. Cuando una vuelve a la Vida, la acepta, la asimila y agradece, cada pequeña cosa constituye un milagro. Gracias, Vida, por darme la oportunidad de reinventarme, de renacer, y de dar Vida.


Foto: Noelia Alfaro

jueves, octubre 20, 2011

Shakira - Sale El Sol

miércoles, octubre 19, 2011



Dice mi madre que la nuestra es la Raza de Bronce, por eso somos mujeres fuertes, mujeres tierra, las hijas del Sol.

miércoles, octubre 12, 2011

Cuento para no estar tristes


Tras mucho pensarlo, ella empezó a llorar. No quería lastimarla, tan pequeña y tan frágil, se daría cuenta que su mamá estaba triste. Pero ella escuchó una voz que le decía: dejálo ir. Así que lloró, con todo el dolor de su corazón, y sus lágrimas se hicieron resina de ámbar, y rodaron suavemente por su vientre, convirtiéndose en piedras preciosas. Afuera llovía también, así que el Cielo y ella lloraron juntas.

Soñó despierta que podía llorar sobre un pecho, y abrazar unos brazos también maternales. Es curioso como a veces una también necesita volver a ser una niña.

Cuando se bajó del autobús, no abrió su paraguas, sino que se bañó con la lluvia, así que sus lágrimas ahora eran dulces. Caminó, hasta la montaña, se elevó y bailó entre los árboles, bajo la lluvia, y las ramas de los árboles le hicieron cosquillas. Cansada, se acurrucó en la raíz de un árbol, a descansar. Se despertó al día siguiente con los primeros rayos del Sol, bañada de rocío.



domingo, octubre 09, 2011

Discurso de Steve jobs en Stanford (subtitulado)

Una promesa



Ayer regresaba a mi casa en el autobús, y entre el motor y las conversaciones de la gente, escuché esta canción y me acordé de vos. Recordé una promesa, que no pude cumplir, tu silencio, pero sobre todo tu voz... Cuándo llegará el día en que pueda escuchar de nuevo tu voz, mientras rasgás los acordes de esta y otras canciones que me guardaste en el corazón.

lunes, octubre 03, 2011

Ambar

Misterio es el secreto que esconden tus ojos,
finalmente vos,
finalmente.

Mi corazón y el tuyo
laten más pronto.

Invade mi alma
un espíritu de celebración.

Aunque esté quieta,
mi cuerpo está danzando.
Aunque esté en silencio,
mi boca está cantando.

Nadie tan esperada,
nadie tan añorada,
como vos, preciosa.


sábado, octubre 01, 2011

Fruta Fresca