domingo, octubre 09, 2011

Una promesa



Ayer regresaba a mi casa en el autobús, y entre el motor y las conversaciones de la gente, escuché esta canción y me acordé de vos. Recordé una promesa, que no pude cumplir, tu silencio, pero sobre todo tu voz... Cuándo llegará el día en que pueda escuchar de nuevo tu voz, mientras rasgás los acordes de esta y otras canciones que me guardaste en el corazón.

No hay comentarios.: