miércoles, abril 30, 2008

Trago amargo

Camino por una ciudad sin nombre.
Me pierdo entre la gente,
con ganas de no ser vista,
preguntándome cuál es mi rumbo,
huyendo de la lluvia,
escampando en el vacío.

Mañana es mayo, y,
en retrospectiva,
final y principio.

Dibujo una ilusión
y en las palabras sin decir,
se me presenta una realidad
colmada de delirios.

Cuánta insensatez,
cuánto abandono,
cuántas mentiras.

martes, abril 29, 2008

7:00 a.m.

Alguna vez te has preguntado...

Qué harías si no tuvieras miedo?

miércoles, abril 23, 2008

Buscando respuestas

Fui buscando respuestas. Tal vez no es el lugar que cualquiera buscaría para meditar, pero es el que tenía más a mano. Siempre paso al frente y pienso: debería ir. Me gusta su silencio detenido en el tiempo. Y bueno, no es casual que de niña me generara cierta fascinación... Cuentan que me gustaba correr entre las flores (por supuesto no imaginaba qué había debajo de ellas).

La busqué... Estaba cubierta de hormigas y mala hierba. Pensé: debería tener rosas, como ella solía plantar en su jardín. No recé, venía a conversar, como lo hacíamos cuando vivíamos juntas. ¿Cuál era el secreto de la fortaleza de una mujer como mi abuela? Yo que me deprimo por menos, y ella jamás se rindió, por miserables que fueran las circunstancias.

Me acosté sobre la hierba. Unos metros de tierra me separaban de sus restos. Desde allí la extensión de la bóveda gris parecía hundirme contra la tierra. Un grupo de golondrinas volaba en círculo. Sin desarmarse, formaron otro contiguo al primero. Hasta que finalmente deshicieron la formación y me dejaron con mis interpretaciones dando vueltas en círculos: o más bien más claras. Tengo que liberarme de mis conflictos. Unas cuantas gotas de lluvia me refrescaron el rostro. Un muerto me sacó de mis cavilaciones cuando empezó a roncar. Eso y el olor a muerte, que es penetrante cuando la tierra está húmeda. Me levanté, porque aún estoy viva. Y le agradecí a mi abuela, su ingenio para responderme.

jueves, abril 17, 2008

Pero si de algo estoy segura, es de que...

...cada vez que muero, nazco.

domingo, abril 13, 2008

Contradicciones

Todos los seres humanos estamos llenos de contradicciones. Punto.

Photobucket


- Sos una indecisa, una insegura, una inestable. Al menos estoy "in". Eso sí, indeseable no soy. Si hay una fila de ratas a la espera de morder este cuerpecito mío, que se ha convertido en río. Todo lo que estoy buscando es un trabajo digno y de calidad, tal y como promueve el segundo objetivo de la PIEG.

- Para serte sincero... Lo q menos me preocupa es el cafe... lo q me preocupa es tu belleza... xq tengo q admitir q ayer estabas guapísima, bueno siempre pero ayer +

Y le respondo: - Entonces sí es un problema, porque la belleza es efímera. Y me guardo: Pero las relaciones estables no, imbécil, ya quisiera yo un compañero de Vida, y vos jugándotela por un polvo, según vos además, me vas a ganar con ese discurso. Además dónde dice que yo esté buscando otra cosa que no sea trabajo. El bruto no me entiende y me sigue mandando mensajes. Como no respondo me llama. Creo que no fui lo suficientemente clara, le digo. No lo fui. Me guardé el subtexto. Y no captó el mensaje.

Soy una guerrera, tengo que ser fuerte, y no esta mujer conectada al televisor, evadiendo realidades, tomando el primer trabajo que aparezca porque no hay dinero. Yo debería estar en otra posición. Fui la abeja reina y ahora soy el zángano en esta casa. Por qué acepté volver, en qué momento. Si mi amiga E... ha podido salir adelante sola, por qué yo no, qué es lo que me falta para arrancar. Y ahora hacia dónde voy, qué es lo que debo hacer realmente. Y sí, él tiene razón, cada vez hay más graduados, y más competencia, no me quiero quedar atrás, no nací para eso. Pero no se trata de competencia, quiero hacer algo útil por esta humanidad, no ser por ser ni estar por estar.

Aquella noche soñé que era madre. Y hoy me doy cuenta que aún no he llorado lo suficiente la frase "Avisáme pronto. Yo no quiero tener hijos" O tal vez no tenga que llorar, para qué, si soy fruto de mis elecciones. Pero una lista de despidos no es casual. No he estado haciendo bien las cosas. No, ma, no voy a salir con la cara lavada. Me sé maquillar bien, hasta he aprendido a maquillar las emociones. The show must go on El público espera y no admite bajonazos de energía.

Necesito un masaje. No un masaje no, una limpia quizás. Y también vomitar esta serie de incoherencias.

Que me cure el Mar, aunque esté lejos, el oleaje lo llevo dentro.

martes, abril 08, 2008

5:00 a.m.

Me bordé perlas en la espalda,
para que juntos contáramos
los días que no estuviste.

Photobucket

En medio de mi conciencia y mi inconsciencia, surgió esta frase, sin saber de dónde, y se me antojó melódica.

martes, abril 01, 2008

Entremés o Aunque la luz de tu habitación estuviera encendida

En tardes en las que abrazo mi soledad,
camino sin saber adónde.
Encuentro un lugar
donde antes estuvo desierto,
y antes de antes estuve de fiesta.
Me siento y sonrío:
luces bajas y música que invita al deseo...
Pienso: en momentos como éste
te hubiera llamado.
Incluso pensándote.
Pero resulta que disfruto
tanto de la música,
tanto de la media luz,
tanto de las mesas vacías,
como de mi ir y venir
detenido de pronto
en este espacio.
Y escucho:
"Nada...uoeoohh,
nada personal..."