jueves, abril 12, 2007

Qué hago con los pedazos...?

Cuánto quisiera poder dejarte ir, olvidarte, desprenderte de mi memoria, de mi piel, de mis ojos. Pero has sido tanto más de lo que esperaba. Te convertiste en sueño, y ahora eres añoranza. Difícil dejar de sentir tu perfume, difícil. Difícil dejar de sentir tus pies entrelazados con los míos, tus cabellos entre mis manos, la suavidad de tu piel, de tus huesos. Difícil renunciar a ti, cuando desee tanto... tanto más una Vida, una más, una nuestra, no mía y tuya. Difícil olvidar tus ojos, brillando al mirar los míos. Difícil olvidar tus palabras, tus caricias, tus lágrimas rodando sobre mi hombro, mi pecho, la raíz que se ató a mi corazón. Difícil olvidar nuestros escapes, a esos lugares que desaparecían ante nosotros, dioses, nosotros, amantes, nosotros, niños, nosotros juego, lluvia, sol, ave, Luna.

Difícil dejar de sentirte, en mi boca mojada, en el enclave de mi almohada. Cómo desprenderte, si estás más adentro, más profundo. Hállame en los zurcos de tus manos, en la comisura de tus labios, en donde nace tu lengua, en la línea que sigue tu pelvis... Me buscaré, te buscaré en aquel espejo. Cómo hallarte si aquel espacio ya no es tuyo ni mío. Mucho menos nuestro. Dónde encontrarte si no estás, ni siquiera respondes. Quemaré el recuerdo, o resistiré hasta el final, como esas batallas que intuyo debo librar hasta el final? Me sorprenden mis lágrimas, despertándome a primera hora del día. Hace tiempo que te fuiste, y sin embargo es difícil olvidarte.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

6 comentarios:

caperucita dijo...

tenemos la costumbre de decir q ya no sangra y querer suturar la herida a fuerza pero ahi se qdan los coagulos.
dejalo ir... como la cancion d benny.
un abrazo!

DIEGO dijo...

Sabes...me hiciste recuerdo a una persona. Es duro cuando alguien que quieres se aleja de ti. Muchas veces prefiero esperar otras tantas prefiero olvidar, pero lo que si nunca podré, es dejarla de amar...

Exiliado dijo...

Existen sangre que aún sellada la herida, nunca deja de fluir. Controlarla es el reto.

Franklin dijo...

De recuerdos se alimenta mi alma. De aquellos amores que aun hieren, se embriaga mi mente, de aquellos amores que existiran por siempre se sonrie mi boca.

Aun con el orgullo fracturado, me levanto y avanzo.

Salud!

Franklin dijo...

Te invito a un tequila en honor a nosotros, los que sabemos amar aunque mal nos paguen.

Cristibel dijo...

Se me hizo agua la boca... Salud!!!