domingo, abril 15, 2007

Asalto no. 11

C había ido a mi casa. Era tarde y mi papá iba a ir a dejarla a su casa. Pero para variar estaba distraído conversando con un vecino. C se había sentado en el asiento del copiloto y yo esperaba atrás. El auto estaba encendido y empezó a avanzar. Le dije a C que tratara de frenarlo. Y ella, sin moverse de su asiento, tomó la manivela y trató de frenarlo con el pie. El carro siguió avanzando y yo gritaba desesperada. Decidí tomar el volante, y me pasé al asiento delantero. Tenía mi pie derecho sobre el freno, con todas mis fuerzas, y el maldito carro no se detenía. Recuerdo que avanzamos muchísimo. Tenía que frenarlo algún obstáculo, pero eso ocasionaría un fatal accidente. Y antes de que pudiéramos pensarlo nos encontramos con que la calle terminaba allí, en un abismo. El carro se llevó las "señales" de prevención y caímos al vacío. Volví a ver a C, y sentí el impulso de abrazarla. Evidentemente íbamos a morir. Sentí un vacío en mi estómago. El carro cayó... "suavemente" sobre el césped, donde habían caído otros autos. Le dije a C: "salgamos con cuidado". Y así lo hicimos. Tenía el temor de que el auto explotara tras el golpe, como en las películas. Ambas nos bajamos del carro, ilesas. Sin embargo el carro estaba hecho leña. Estaba todavía asustada de la impresión... y desperté.

4 comentarios:

Seoman dijo...

Y es una experiencia propia. Tomalo como un renacer... Que relato por Dios

Saludos

alefux dijo...

ahora me voy a soñar algo parecido... ya me conozco...

Jaqui dijo...

Yo también sueño mucho con que me voy en un guindo -no me acuerdo si en carro o no, mis sueños no son tan específicos- pero esa sensasión...que cosa horrible!!!!...y lo peor, es que nunca tengo o recuerdo si hubo un desenlace, sólo queda la sensación....

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Yo tengo sueños parecidos, que el auto se enciende solo, y yo estoy en el asiento de atrás tratando de manejarlo, es desesperante. La única vez que soñé que yo manejaba el auto y lo hacía bien me despertaron grrrr.

En algún diccionario de sueños leí que este tipo de sueños se relacionaban con el control que creemos tener de nuestras vidas, algo así.

Te mando un abrazo hasta Tiquicia.