jueves, julio 28, 2011

Aire

Aire, soñé por un momento que era aire.
Oxígeno, nitrógeno y argón
sin forma definida ni color
fui aire volador.


Mecano

El agua se evapora,
y se eleva en columnas de humo:
turquesas, lilas, magentas.

El aire oscuro y pesado
se torna en colores,
y adivino su risa,
sus ojos color ámbar,
las yemas de sus dedos.

Giro sobre mis puntas
y formo círculos imaginarios en el aire:
vuelo, pero hacia adentro.

De mis pies brotan semillas
y me siento más liviana.
Las semillas germinan,
y rozo las pequeñas hojas
con los dedos de mis pies.

Esa luz dorada,
de la que me hablan,
desde la tercera dimensión,
me cubre la piel como si se tratara de polvo.

Abro los ojos,
y me siento circular.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Cristibel.
Por acá me anduve leyendote. Espero que estes muy bien y que el viaje en bote hacia la luna te lleve por un camino celeste y agradable.

Un abrazo fraterno,

Ismael Aranda.