viernes, marzo 11, 2011

Se me antoja







Nada como deslizarme sobre tus poros,
morderte el deseo,
acabar con las ganas que se desbordan
de tus pupilas,
inhalar las ansias
(porque estas se evaporan),
recorrer despacio cada una
de tus cavidades,
y rozar con mis labios
el último de nuestros
encuentros.

No hay comentarios.: