martes, marzo 15, 2011

Compañeros de la soledad

A los compañeros de la soledad,
nos da por ahogar el tiempo en una botella,
por caminar bajo la luz de la Luna,
por escribir versos sin rima.

A nosotros, que no nos queda nada,
más que nuestra propia compañía,
bailamos con nuestra propia sombra,
consolamos el silencio,
con una taza de café
o una copa de vino.

A nosotros,
que ni nos mira el tiempo,
nos determina el compás
de la voz interior,
y el ronroneo del gato
que se acaricia
con nuestro abandono.

2 comentarios:

DINOBAT dijo...

La soledad tiene al silencio...y este nunca nos traicionará.

Juan Manuel Juanmusgo Zúñiga Arias dijo...

Me gusta mucho en especial el final! Vaya ronroneo, vaya imagen.