lunes, febrero 14, 2011

Un amor imposible



Dicen que los artistas sentimos más, quizás por tener las emociones más a flor de piel, o porque de pronto encontramos que un crepúsculo puede ser una acuarela, o que aquel que pasó es digno de fotografiarse, o porque la música nos suena en las cuerdas del alma...

Anoche mientras elevaba mis abanicos de fuego a la Luna y me perdía en los acordes de la música, sentía y sabía que me movía el amor. Sólo por eso vale la pena...

Hace unos años intenté acercarlo a esa pasión por la danza que tenemos en común, aprendiendo a bailar al son del tango... Ibamos a compartir el escenario juntos. Era una forma de que hiciera algo de lo que pudiera sentirse orgulloso. Sin embargo, dimitió.

Si alguna vez he estado cerca de amar el alma de un ser humano, es ahora. Trasciende la piel, el tiempo, las experiencias, el hecho que no haya habido sexo, todo. Pero no es posible. Anoche le dije al oído: Ya que no puedo ser tu amor, voy a ser tu ángel guardián. -Siempre, me contestó.

Para gente que, como yo, cree en vidas pasadas y en que todo es energía, amores como este son posibles. - No nos tocaba en esta Vida, le dije con lágrimas en los ojos.

Si de algo estoy segura, es que lo que siento es definitivamente puro, y eso sólo puede ser bueno. Así es que no puede doler por mucho tiempo, como duele ahora. Tocará transformarlo, y transmutarlo, como una alquimista, con el tiempo.

Para vos, mi pequeño principito, una sonrisa, el Sol, la Luna, las estrellas, la felicidad infinita, una rosa, la búsqueda del equilibrio, un tango, un beso profundo, de esos en los que todo desaparece alrededor, mi mano reposando sobre la tuya, una caricia, dulce, y suave, y el deseo de que seas feliz, al lado de aquel que te ame.

4 comentarios:

Cristibel dijo...

Una historia fresca, escrita en tiempo presente, con sabor a lágrimas y a chocolate.

Anónimo dijo...

mmm... interesante, sabio y triste...
me senti triste al saber que no todos logramos sentir esa pureza que ud expresa.... Pero feliz porque algun dia tendre de nuevo ese sentimiento en su maximo explendor... Y SI!!!... lo quiero y necesito sin duda... por mi parte una disculpa... pero es asunto del alma, algo indestructible de lo que no podemos olvidar ni menos dejar pasar!!!

Cristibel dijo...

¿Una disculpa? ¿Quién es?

isolis dijo...

Bello, sencillamente. Cris un abrazote.