lunes, octubre 10, 2005

¿Buenos días?

Hoy siento tu abrazo débil: no te siento. Estás y a la vez no estás. Como yo, quizás. Hay una parte de mí que no está. Lo bueno es que aún puedo llorar. Pero quiero correr. Quizás sólo deba buscar el origen. Volver a la tierra, volver al agua, volver al viento para ser fuego. Recordar de qué estoy hecha. Los árboles también lloran. Y es en su abrazo que he visto la Luna. Y es de sus ramas que me han dejado caer, que he aprendido. Y es de esa savia que me quiero abrazar, que quiero beber, que quiero alimentarme, para caminar descalza, como si estuviera aprendiendo nuevamente a caminar.

Así empieza mi vida, una y otra vez.

Image hosted by Photobucket.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sé lo que es querer encontrarse de nuevo... lo q es sentirse uno mismo en la distancia, y que talvez no aparezca en ese momento muy por dentro sabemos que solo nos tenemos nosotros mismos... y que talvez llorando podamos encontrar un pasaje hacia ese lugar que nos espera para darnos algo mejor, solo hasta entonces...

al menos, yo me siento distante...

Diego RO

zuzurro dijo...

awwww Diego te sentí tan bello por un instante : )