miércoles, agosto 17, 2011

La marcha de las putas - Desmitificando creencias

Performance Monge & Monge, realizado durante la Marcha de las Putas en el Parque Central de San José, el pasado 14 de agosto.


Mi forma de vestir no justifica la violencia. Es increible las vulgaridades que le dicen a una en la calle y como se propasan. A mi me tocaron en la calle hasta con uniforme de colegio, con una enagua por debajo de la rodilla. El discurso del Obispo Ullóa nos culpabilizó a las mujeres por ser violentadas de esta forma. La Marcha de las Putas contó con el apoyo de mujeres y hombres concientes. Ya es hora de que la Iglesia no intervenga en asuntos que no le conciernen: que miren los horrores que han cometido por siglos. Pondré algunos ejemplos:

Citando las palabras del maestro Eduardo Galeano: "Si Eva hubiera escrito el Génesis... ¿Cómo sería la primera noche de amor del género humano?. Eva hubiera puesto algunos puntos sobre las íes; quizá, digo yo, no sé, hubiera aclarado que ella no nació de ninguna costilla, que no conoció a ninguna serpiente, que no ofreció nunca ninguna manzana a nadie, y que nadie le dijo "parirás con dolor" ni "tu marido te dominará".

"Desde el año 1234, la religión Católica prohibió que las mujeres cantaran en las iglesias. Las mujeres, impuras por naturaleza, ensuciaban la música sagrada que sólo podía ser entonada por niños varones o por hombres castrados. Esta pena de silencio rigió durante siete siglos... siete siglos y pico, hasta que en el siglo XX, hace un rato no más, las mujeres pudieron cantar en las Iglesias, solas, o en coros".

Con respecto a la Caza de Brujas de la "Santa" Inquisición: "En el ensayo Las mujeres renacentistas (Alianza, Madrid) Margaret L. King dice, “Fue de una brutalidad excepcional contra las mujeres. El fuego que consumió a las brujas de Europa es tan brillante que ilumina crudamente la condición de las mujeres en el Renacimiento”. Entre esas decenas de miles de perseguidas, supliciadas, asadas vivas, King pasa información documentada y detallada de la condición de monjas encerradas en pésimas condiciones, niñas abandonadas (porque se prefería a los varones), muchachas humildes vejadas, enorme desigualdad de salarios por el mismo trabajo. Era entre estas mujeres que estaban las comadronas, las mujeres sabias herboristas, sanadoras, que ayudaban a parturientas y a enfermos, cuyo poder era envidiado por los médicos. Según Victoria San (Diccionario Ideólogo Feminista, Icaria, Barcelona), cada vez se afianzaba más la teoría de que las miles mujeres torturadas y asesinadas en concepto de brujas no eran únicamente enfermas mentales o físicas –explicación que prevaleció durante un tiempo– ni sólo víctimas de la ignorancia o codicia de vecinos o inquisidores, “sino que un número importante de ellas formaba parte de un movimiento social subversivo que fue barrido a fuego con la excusa de la religión”. ¿El colectivo de varones siempre ha estado atento a cualquier movimiento de mujeres que pudiera tender a liberarse de la opresión y/o vengarse de ella, para sofocarlo y aplacarlo?"

En cuanto a La Negrita, lo siento por los que le han tomado cariño, pero la representación de la Virgen en América Latina, responde a una necesidad de evangelizacion de nuestros pueblos indígenas. Sino analicen la leyenda de la Negrita. Yo fui católica, y se lo que estoy diciendo. Es más, el personaje de la Virgen Maria, fue creado por el Cristianismo, para sustituir a la Madre Tierra, diosificada por las culturas paganas. En cambio impusieron un Dios masculino, y una Virgen con un papel secundario.

Merecemos un estado laico. Ya es hora de que la Iglesia Católica deje de imponer sus criterios machistas y patriarcales, y por lo tanto obsoletos. Las mujeres somos libres y dueñas de nosotras mismas, y por tanto de nuestros cuerpos, sentimientos y pensamientos.

4 comentarios:

Erick dijo...

Cristibel estoy de acuerdo en que ustedes son dueñas de sus cuerpos y que pueden hacer con él lo que les de la gana, lo que no estoy de acuerdo es en la forma tan soez e irrespetuosa que se ensañaron con las creencias de la mayoría de los costarricense la imagen de Virgen María sagrada para nosotros los católicos como la madre de Cristo. Me parece además que el sentido de la marcha en principio se haría no contra la iglesia sino contra el machismo en general. Se perdió el sentido de la marcha y se convirtió en algo chabacano y vulgar. Estoy de acuerdo en que la Iglesia ha cometido muchos pecados pero a la vez ésta ha pedido perdón por muchos de ellos. No debemos generalizar, no todos pensamos igual que Monseñor Ulloa (me incluyo), pero de eso a que la agarren contra nuestra Iglesia es inaceptable

Cristibel dijo...

El problema es que los siguen cometiendo. ¿De qué sirve pedir perdón si se siguen cometiendo los mismos errores?

Yo estuve en la marcha, y no me parece que haya sido violenta, chabacana ni vulgar.

Recomiendo el siguiente artículo:

http://www.revistapaquidermo.com/archives/4421

Aguabella dijo...

... y yo agregaría que la Iglesia no solo le dio a la mujer un papel secundario sino que la despojó de su conexión con su instinto terrenal al crear una madre VIRGEN.

Cristibel dijo...

Por supuesto.