lunes, enero 12, 2009

Vicky Cristina Barcelona

Pocos somos honestos con nosotros mismos. Dos chicas tienen la oportunidad de darle un giro a sus vidas. Una lo intenta, al menos. La otra no se atreve siquiera, pero la idea le roba la paz. Ambas siguen siendo las mismas de siempre, a pesar de los pesares. Que no nos sorprenda la Vida en un sitio muy cómodo por no atrevernos a ser. Excelente película. Se las recomiendo.

1 comentario:

Franklin dijo...

Brindo por quienes se atreven a ser honestos consigo mismos y logran vivir su propia vida... como me cuesta.

Salud!