lunes, marzo 19, 2007

Nunca Jamás

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
Peter Pan es sin duda uno de mis cuentos favoritos. Ayer vi la peli en tv nacional (no tengo cable), y me encantó. Todo iba bien, hasta que llegó a esta parte: Wendy y Peter jugaban a que eran la mamá y el papá, con los niños perdidos. En un momento estaban solos, luego de vencer al Capitán Garfio, y bailaban juntos volando sobre el bosque, iluminado por las hadas, cuando él le dijo a ella:

Peter: Esto es sólo un juego, lo sabes, no?

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Wendy empezó a descender, porque al pensar en cosas tristes o negativas de alguna forma, se perdía la habilidad de volar. Wendy entristeció, porque se dio cuenta que un corazón de niño no sería capaz de amar como el de un adulto. Ella amaba a Peter, pero quería ser grande, tener una familia como la que formaron sus padres: crecer. Peter amaba a Wendy, pero "a su manera". No estaba dispuesto a sacrificarse por ella. No quería dejar de ser niño NUNCA JAMAS. Por tanto no podían amarse. No estarían en el mismo país. Y no me refiero al Nunca Jamás o a Londres. Discutieron. Como adultos, irónicamente. Wendy se fue llorando, a encerrarse a la casa que le habían fabricado los niños perdidos. La realidad es dura.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Me sentí identificada. Siempre elijo chicos menores que yo, sin interés en comprometerse. Y no es que quiera casarme, como probablemente Wendy lo imaginaba, allá por el siglo 18. Pero sí involucrarme. Y ellos, los chicos de los que me enamoro, están en su país del Nunca Jamás, disfrutando de lo lindo, y yo con ellos, sí, pero, igual que Wendy, quiero regresar a casa, quiero crecer. Y ser madre, y vivir la Vida, y no por eso, olvidar la magia, ni olvidar la niña que fui.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket




21 comentarios:

Jack Citrus dijo...

Hmmm... dejate llevar por Nunca Jamás... no le des gusto a esa Tinkerbell, vos podés ser feliz, es solo cuestión de aprender a amar.

Vos querés ser una niña perdida más.

Arleqino dijo...

estaban volando hasta que ella se creyó ese rollo de ser madre, de tener que cumplir con el Deber social, el rollo de disciplinarse y ser adulto (como si tal cosa existiera), tener que ser como mamá... para Wendy volar era una estupidez, en realidad volaba de compromiso, lo que ella en realidad quería era un futuro, es decir, un pasado, es decir, ser como su mamá, que supuestamente es tan pero tan feliz que tuvo un montón de niños a los que tiene que cuidar su hija y ni siquiera se da cuenta de que se le van volando por la ventana, pero eso sí, ella es felíz porque es adulta. y ni hablar del padre, ese que seguramente ella, Wendy, admira tanto. un gran hombre que trabaja de 8 a 8 en un banco, que se deja pisotear por el jefe a quien tiene que resguardar y velar por su dinero (cuando no puede ni velar por sus hijos que se le van volando por la ventana). pero... papá sí que sabe ser hombre, porque en lugar de estar volando y fumando marihuana está trabajando de sol a sol para traer la plata a casa mientras mamá ve la novela y ni siquiera se da cuenta de que los hijos se le van volando por la ventana. los únicos que velan por sus hijos son la pobre Wendy que más que una mujer sencual y "adulta" se parece a cenicienta esperando a un príncipe y besando sapos, pero eso sí, para el príncipe que esté con ella será un hombre como papá, con mucho dinero, y no un volado que no baje a la tierra nuncajamás, o a lo sumo baje para jugar con los niños perdidos, esos por los que no vela nadie más que un perro y una niña que desde chiquita nomás no le enseñaron a ser otra cosa que a ser mamá (con la muñequita y el jueguito de té, mientras que los niños jugaban con avioncitos y con vivir la vida volando...). ya todos sabemos lo que le decía su madre a Wendy "si no ordenás tu cuarto no salís a jugar" (un lapsus mientras escribía: si no ordenás tu cuerpo no salís a jugar). y desde entonces la pobre Wendy se piensa que la "realidad" es más importante que el placer, y pura realidad vive su vida y a lo sumo se toma un recreo para salir a jugar, pero que no sea más que una noche y que esa noche se pierda en el nuncajamás, no sea cosa que la gente piense que es una decocada que no quiere ni respeta a su madre. ¡¡¡tanto se parecen las dos!!! tan enamoradas las dos de ese padre trabajador que las trata como a reinas, y no como a un par, a alguien con quien jugar de igual a igual: volar.

Wendy fue la que bajó a tierra, la que no se jugó por lo que sentía, la que prefiere el "amor" burgués y rutinario de sus padres antes que jugar(se) por un amor sin ton ni son, es decir, un amor de verdad, un amor de niños que juegan juntos sin que eso sea por "compromiso", sin que sea el juego bobalicón de la mamá que reta a papá porque no trae dinero ni bienestar ni seguridad a casa, mientras ella juega a ser mamá.

la verdadera mujer ahí es campanita.

bueno, un beso. lindo post.

Malasombra dijo...

entre ser un un hombre pedestre o un niño que vuela; prefiero levitar de vez en cuando.Te vi en el parque españa, no sabía que eras vos. Un abrazo.

Francisco Duran dijo...

esta demasiado triste y profundo a la vez y de alguna forma, yo tambien me siento identificado de la misma situacion.

Cristibel dijo...

Arlequino me dejó callada.

No me gusta Campanita, es un hada celosa y egoísta. Aunque evoluciona al final de la historia.

Sin embargo tengo mis razones para creer lo que creo y pensar lo que pienso. No quiero una vida burguesa, ni un matrimonio, ni papeles que demuestren que amo a alguien. Si quiero ser madre, es parte de mi naturaleza. Creo que me encasillaste Arlequino. O por lo menos a Wendy. Es más sencillo etiquetar que ver el transfondo del asunto. Aunque lo viste, desde tu perspectiva.

Cristibel dijo...

Y entiendo tu punto y no es precisamente lo que quiero para mi Vida. Me comprendes? No quiero dejar de volar ni dejar de crecer.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Bonito post, y a mí también me dejó callada Arlequino. Se mandó todo un análisis bien interesante pa qué, pero yo te entendo querida Cristi. Yo sé que no quieres un hombre que se mate laburando de sol a sol y al que su jefe le pueda hacer lo que quiere, mientras vos bien gracias, jugando a las muñecas y a la casita, quieres un igual, un amor un cómplice y un todo como dice ese poema de Benedetti, alguien con quien apuntes al mismo objetivo, no solo pisar tierra sino de vez en cuando darse una escapadita y volar, pero ojo, volar los dos, no que solo el susodicho se quede con las alas y una anclada a tierra.

Un abrazo, y repito, me encantó el post.

Cristibel dijo...

Yo sabía que una mujer me entendería!!!!!!!!!!

Sniff...

Mala Sombra: Qué casualidad!!! Si Tiquicia es un pueblito... Y qué te pareció la presentación???

Arleqino dijo...

¿encasillé a alguien? disculpen si así se entendió. supuse que no hacía otra cosa que decir con otras palabras lo que dice la obra. para eso están las películas, las obras, para ver en ellas lo que pasa por aquí y por allá en este mundo. pero hablando de casillas, ¿qué significa ser adulto sinó caer en una casilla? yo, desde hace años que intento conocer a algún adulto y la verdad es que jamás vi a ninguno. veo solamente a niños cargando con casillas y mandatos pre establecidos nadie sabe por qué pero hay que cumplirlos. el tema es que no está bien tener hijos. tener a alguien de hijo es cortarle las alas. domesticarlo con el rollo ese de que somos civilizados (basta ver los noticieros para ver qué civilizados somos), mejor que tener hijos es tener seres humanos, y que hayan nacido de un vuelo y no de un freno, que no sean un reptar por el piso de los prejuicios que son ley aquí y allá. la ley de papá y mamá. el qué dirán de no se sabe qué camino correcto que sería mejor antes que los caminos de la gente muy volada, de la gente inmadura que no se amolda a esta sociedad.
por eso, mejor quedarse en el molde, como Wendy, que nos muestra su historia y por eso no es un prejuicio lo que digo: veo una niña con miedo que no puede dejar a su familia a menos que haya reproducido exactamente la misma familia: pero eso sí, en casa propia.

mi querida amiga, Cristibel, yo estaba hablando de Wendy, por supuesto que imagino que tú tendrás tus razones, y yo jamás las juzgaría, simplemente, mi amiga, estoy hablando de una obra que se escribió en una época en que la pacatería burguesa y las máscaras que delimitan terreno eran el pan de cada día (cosa que hoy no pasa...¿?). Peter Pan fue escrito en plena época victoriana. una época en que la fantasía estaba mal vista (no como ahora que existe hollywood... ¿?).
¿se entiende?
los celos son señal de pasión, no importa si no conducen a nada, es mejor eso antes que Wendy, que no quiere dejar de ser niña... que juega a ser mamá (es decir "su" mamá). sin sexualidad ni vuelo ni espacio para respirar.

los niños hoy en día nacen viejos, a menos que se pierdan, en la tierra imposible de nuncajamás, que es también el reino de la fantasía y el amor como encuentro (no como un negocio que tenga a los hijos como mercancía).

bien, espero haber aclarado que hablaba de Wendy y no de la escritora de estas líneas, a quien aprecio y respeto por encima de cualquier discrepancia de ideas.

le dejo un beso en la mano en señal de mi amistad, y mis disculpas si mi lenguaje atolondrado ha creado malos entendidos.

pd: no existe la disyuntiva, este camino o el otro. ambas alternativas son falsas. la división es una forma de no avanzar. existe la piel y las ganas, un cuerpo que dice mucho más que el pensamiento, existe el animarse o el "quedarse en el molde". ¡saltar es mejor que calcular! bailar es mejor que saltar.

firmado: Peter Pan

Daniel dijo...

Entiendo... vos queres un hombre que te lleve a volar, pero con los pies en la tierra cuando hay que tenerlos, crecer juntos como pareja, pero con espacio como individuos. Disfrutar de las cosas en común, pero respetar las cosas que no comparten y tratar de cambiar las que les disgustan. Hacer de cada día bueno uno mejor y de cada día malo uno no tan peor. Escucharse mutuamente y que se yo.

Respecto al analisis de Arlequino, coincido en varios puntos, pero pensar en que la familia lo que hace es atarnos, ya sea a Wendy, a vos o a mi, es pensar que las cosas son como siempre han sido y que no hay posibilidad de cambiar, yo prefiero creer en el ser humano y en la posibilidad de compartir con otra persona, no se atarse a ella y surgir juntos, como pareja.

Si no te entendí bien disculpa... puede ser por la hora.

Cristibel, no dejes de esperar a que aparezca esa persona, que en algun rincon de este mundo esta, como vos esperando a que llegue ese momento.

Yo por mi parte, igual que vos... El problema mío es que las 2 parejas que he tenido, a pesar de que la edad es la miama que la mia en ese momento, pues no compartiamos las cosas que yo espere compartir. Por eso ahora prefiero conocer, confiar y luego dar paso al amor si este llega. :)

Seoman dijo...

Siempre el anhelo de ser un niño de por vida es un sueño que he tenido. Quien pudiera quedarse asi
Lastima que la vida pasa, por lo que a disfrutarla para siempre

Cristibel dijo...

Arlequino: Se me humedecieron los ojos, y sin embargo estoy sonriendo. :) Gracias.

Daniel: Esa es precisamente la idea.

Seoman: Cuando estaba en el colegio, con mis mejores amigas nos prometimos que nunca dejaríamos de ser niñas. Ignoro si ellas lo habrán olvidado. Yo trato de recordarlo, día a día. Una promesa es una promesa.

Ariel dijo...

Yo no quiero dejar de volar nunca. Pero quiero volar de a dos.

La Flaka dijo...

Sólo pasé a dejar vuelos de mariposas y perfumes de azar.

Me quedé pensando en esta frase de Daniel: "volar con los pies en la tierra".

¿Qué loco no? pensaba que hacerle creer a alguien que está volando cuando en relidad lleva un peso de 350 toneladas de realidad y 270 kilos de deber-culpa-responsabilidad que lo anclan a la tierra, quizá sea la mejor manera de tenerlo atado. ¿o no?

No hay mala onda Dani, solo tomé esta frase que he escuchado varias veces con un tono familiar por cierto: -bajá de la palmera nena!
El problema de mi hija es que tiene mucha imaginación doctor, usted lo puede creer?

jaja! esto de poner los pies sobre la tierra es muy "tradicional" lamentablemente.

Te lo digo yo que he dejado surcos por el suelo.

Eso sí! aprender a volar es genial!!!

Y se puede aprender por supuesto, como se puede aprender a amar, en ambos casos hay que saber soltar. Lo demás aparece sin pensar, desde un más allá o un "más que acá".

Besos

zuzurro dijo...

errrr... Peter Pan usa mallas... errrr...los dejo con mi meditación...

Daniel dijo...

0 mala onda! A mi me encanta volar, soñar despierto, imaginar que podria ser... tengo demasiada imaginacion, no se si tal vez rayando un poco en la locura.

Pero ocurre que a su ves tambien soy una persona realista.

Ahora a que me refiero con volar con los pies en la tierra? Pues facil, una persona que te acompañe en tus viajes, que no te ponga limites fuera de los tuyos.

De todos modos para que vas a tener una pareja que te ponga limites? Si sos una persona grande (en cualquier sentido de la palabra) ya sos responsable por lo que hagas.

El deber-culpa-responsabilidad no lo veo como un peso, si no como algo momentaneo, cuando volas, tenes que volar, olvidandote de las ataduras, si no nunca vas a poder volar.

Somos, al fin, lo que queramos ser y hacer...

Daniel dijo...

Zuzurro... los bailarines de ballet tambien usan mallas, igual que muchas personas... si te referis a algun tipo de prejuicio, es otra de las cosas que te atan mas a la "realidad"...

Gitana dijo...

puta!!! este post si me gusto, creo que como nunca sacaste tus sentimientos de una manera muy madura y realista (demasiado adulta), te comprendo...
expones muy bien el problema y estas muy clara de lo que pasa, pero... y la solucion? LA SABES TAMBIEN.

Gitana dijo...

puta!!! este post si me gusto, creo que como nunca sacaste tus sentimientos de una manera muy madura y realista (demasiado adulta), te comprendo...
expones muy bien el problema y estas muy clara de lo que pasa, pero... y la solucion? LA SABES TAMBIEN.

Arkendro dijo...

Es hermoso, siempre he pensado que nuestra alma de niño es lo que no se corrompe con el tiempo y que la mantengamos viva es lo que no hace sentir y vivir cosas hermosas. me identifica peter, lo mas que me gustaria parecerme es la habilidad de volar eternamente.

pixie dijo...

Sí, la magia existe si crees en ella, el amor existe si crees en el, crecer es algo ke "Nunka Jamas" kieren acer los niños sin embargo es algo ke no puedes evitar pero estoy segura ke nunka dejas de sentir la magia de la ilusion, el amor, las historias, la nobleza y la ternura ke puede llegar a sentir un niño. Los adultos pierden la inosencia y dejan de creer por eso es maravilloso ser niño, por ke cosas ke preocupan a los adultos son cosas ke nunka les preocuparan a los niños. Podria decir ke todabia soy una niña apenas tengo 16 años pero aveces tienes ke crecer aunke no kieras las cosas no son komo se esperan y kieres poder ser inocente otra vez. y nunka tener ke crecer....