lunes, febrero 12, 2007

I'm a listener

Photobucket - Video and Image Hosting

Que por qué casi no hablo? Será porque lo hago todo el día? Jeje, no, la verdad es que cuando recién conozco a alguien, prefiero escuchar. Me gusta escuchar y observar. Ver los gestos de la otra persona, su lenguaje corporal, qué dice y cómo lo dice. Es muy interesante. Era uno de mis ejercicios favoritos cuando era actriz: la observación. Igual creo que es importante, antes de empezar a hablar, conocer el contexto y las circunstancias. Muy premeditada? No, en realidad disfruto al escuchar. Y que la gente que ya me conoce me busque para hablar. Creo que es un momento propicio: en estos tiempos hay tanto ruido, que acostumbramos acallar nuestro yo interno y pocas veces dejar salir lo que pensamos y sentimos. Así es que si te atreves a contármelo, aquí estoy para escucharte.

Curiosamente, me siento más cómoda escribiendo que hablando. Irónico, siendo mi voz mi principal herramienta. Quizás hable al respecto en un próximo post.

13 comentarios:

Jaqui dijo...

La escucha activa es un hábito que a la mayoría nos cuesta practicar...y cuando alguien lo hace, hasta raros nos sentimos...Hermosa y valiosa cualidad, y es que es por ahí donde realmente podemos conocer a la gente.

Diego dijo...

No soy hombre de improvisaciones, suelo pensar mucho lo que digo y hago; lo malo es que muchas de las situaciones que se me presentan me exijen hablar sobre la marcha
Yo tampoco hablo demasiado a veces, pero eso sí, escribiendo ordeno mejor mis ideas.
Un saludo Cristibel

Exiliado dijo...

Gran tributo de la vida aprender a escucharse para escuchar a los demás.

Arleqino dijo...

me hiciste recordar a mi gato, inspeccionando desde miles de facetas cada novedad que haya para su mundo.

besos

akxi dijo...

Yo también prefiero escribir... talvez porque tengo la oportunidad de suspirar entre cada palabra, de retorcer las ideas premeditadamente, de esconderme y hacerme nueva, de reírme y complacerme, todo escribiendo... no creo q todo eso junto en medio de una conversación se vería en extremo anormal o, por lo menos, no todos estarían preparados para tolerar.

akxi dijo...

digo... creo jeje

Julia Ardón dijo...

Qué linda es esa fotita de tu identificación que se mueve...me fascina.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Yo también prefiero escribir que hablar, definitivamente se me hace más fácil. Y eso de escuchar: es un lindo ejercicio para el alma.

Un abrazo hasta Tiquicia.

jaguar del Platanar dijo...

Y qué pasa cuando escucha a alguien que habla puras tonteras, o que se jacta de que es lo mejor?
Jala?

Franklin dijo...

Gracias por "escucharme" cuando lo he necesitado.

Un abrazote,

Tan Linda como Pelotuda dijo...

Es muchísimo mejor escuchar a que hablar y hablar.
Más si recién vas conociendo a alguien.
Eso de petulante, no queda muy lindo, viste?

Besitos.

Carlos Guzman dijo...

también es una manera de analizar antes lanzar el primer ataque...

saludos!

Estido dijo...

Lo jodido es cuando tienes una pareja que tampoco habla; por eso, cuando empiezo una relación, tengo cuidado en elegir una habladora. Lo irónico es que, a pesar de que soy callado, detesto el silencio. En fin, seguiremos calladitos, nomás, escuchando a los demás.
Un abrazo.