viernes, septiembre 16, 2005

Mutantes

Cuando nacemos tenemos las cosas más claras de lo que el resto de la especie humana alcanzaría a imaginar. Luego se dedican a meternos tanta basura en la cabeza que cuando llegamos a tener conciencia de que lo mejor que podemos hacer es desaprender, es un poco tarde. Difícil desprenderse de todo eso. Muchos lo arrastran a lo largo de sus vidas. Otros ni se percatan.

Lo cierto es que mientras llevamos a cabo la tarea de desaprendizaje, el camino no está despejado. Por el contrario, se sobrevienen otras experiencias que debemos enfrentar, asimilar y digerir. Si es que sobrevivimos en el intento (porque hay muertes dentro de la Vida).

¿Al final qué somos? ¿Quiénes somos realmente?

Jamás podemos ser los mismos. En un segundo todo puede cambiar.

Pero hay algo que se conserva. Algo. Siquiera.

2 comentarios:

Azzafrack dijo...

Es obvio que somos producto del pasar de la vida... (algo por mucho muy relativo debo agregar)
Y aunque ese desaprendizaje nos mate la pureza innata de nuestro ser no se puede negar que tambien ayuda a que seamos mejores personas. Total, de que sirve tener cabeza si no podemos aprender?

Saludos

zuzurro dijo...

mmm...
i
n
t
e
r
e
s
a
n
t
e
no todos los mutantes son malos... las totugas ninjas eran mutantes y de verdad que eran buenas... sin embrago si analizamos la situación los mutantes vienen desde gace mucho... me atrevo a decir que desde A.G. Memeloski decidió experiementar y creó a Patas verdes, Mafafa, Pistachón y hasta el primer ratón sexualmente abusado... Mimoso...

el ser mutante es hermoso!!!