viernes, junio 03, 2011

Asertividad

La palabra asertivo,de aserto, proviene del latín assertus y quiere decir "afirmación de la certeza de una cosa", de ahi se puede deducir que una persona asertiva es aquella que afirma con certeza.

Como estrategia y estilo de comunicación, la asertividad se diferencia y se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la agresividad y la pasividad (o no asertividad). Suele definirse como un comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos.




Se puede ser sarcástico, se puede tener un fino humor negro, o ácido como un limón recién exprimido. Y esto no implica que se deje de ser respetuoso. Qué importante es pensar antes de decir las cosas. Cada cabeza es un mundo, y hay que tener mucho cuidado de no herir susceptibilidades.

La comunicación está compuesta de intrincadas redes. Dos personas podemos hablar el mismo idioma y no entendernos. Porque cada uno tiene un contexto, que le hace pensar, actuar y comunicarse diferente. Por tanto, lo que para una persona puede ser bueno, no necesariamente ha de serlo para otra. A veces nos toca enviar señales de humo para comunicarnos, traducir, interpretar.

Luego está el lenguaje corporal. Nunca miente. Puedo afirmar una cosa con mis palabras y desmentirla con mi cuerpo. No todos saben leer estas señales, pero para los que trabajamos con nuestro cuerpo, saben de qué les estoy hablando.

En fin, es sano ser honestos, pero hay que ser asertivos. No puedo decir lo primero que sienta ganas de vomitar. Además hay un momento preciso para decir las cosas. En resumen: para lograr asertividad, hay que aprender a comunicarse, pensar lo que voy a decir antes de decirlo, digerir las palabras, y entonces hablar, pero con respeto.

1 comentario:

Eric dijo...

"Pensar antes de hablar" significa buscar ASERTAR el mundo del otro, intuir como siente y piensa el otro, sentir ser la otra persona y alejarse de la motivación propia (todo esto ya está más que definido en este momento).

Claro, también es un tema de habilidad, habilidad de encontrar el lenguaje adecuado. Eso es "simplemente" práctica, prueba y error.