martes, febrero 16, 2010

Conclusión acertada


Ante la divinización de lo femenino, me corresponde conciliarme con lo masculino.

No hay comentarios.: