viernes, mayo 01, 2009

Escrito en una servilleta...

Cada momento tiene su propio perfume. De modo que los instantes se evaporan. Pero los recuerdos tienen una esencia particular que permanece.

Claraluna

(Escrito en una servilleta, para un Cadáver exquisito en el concierto de Guill, Jazz Café San Pedro, 26 de abril, 2009).

4 comentarios:

Asesino_De_Leyendas dijo...

Hay perfumes que tardan en desvanecerse... igual que los recuerdos...

Saludos

Noctámbulo Desesperado dijo...

Cuándo osé hacerlo, la dejé sutilmente "olvidada", tras el florero y me marché.

Entonces la supuse llegar a la mesa, recoger la tasa, mirar la servilleta y sonreir levemente, como si presintiera que se trataba de ella.

Franklin dijo...

Boté servilletas, rompí borradores, papeles, escritos, quebré lápices, eliminé archivos, rompí fotos, borré otras, lancé discos al vacío y hasta me bañé tres veces...

...Pero hay recuerdos que no se olvidan ni volviendo a nacer.

Brindo por esos recuerdos y por esas personas que nos los causaron, buenos o malos, heridas que si no van a sanar nunca, pues que se conviertan en tatuajes que pueda exhibir como heridas de guerra...

...que a veces la vida no pareciera ser más que eso.

¡Salud!

http://franklingc.blogspot.com/2009/05/tinta-indeleble.html

Luna dijo...

hay olores que son el recuerdo mismo...
=)