jueves, noviembre 01, 2007

Todos los Santos, Todos tus Muertos, Todas las Almas, Todas.

Sin pensarlo, llegué a la Embajada de Bolivia justo a las 12 medio día, a la hora que se reciben las almas según la tradición boliviana.

Tenían preparada una apxata o mesa para las almas, con fotografías de gente que se fue, masitas (repostería) y los platillos que más les gustaban a estas personas, flores, frutas... formando todo un conjunto multicolor. Brindamos con vino por nuestros muertos. Y, en lugar de dar las gracias por los alimentos que compartimos, cada quién elevó una oración por los suyos.

Es interesante como cada cultura se explica la muerte, tanto podemos especular, y nada podemos saber, ni aún habiendo estado cerca... El ritual es una forma de entender la muerte, y de mantener vivo el recuerdo.

"En la cultura indígena (boliviana), el alma de las personas no se aleja de la Pachamama (Madre Naturaleza). Nuestros mayores y amawtas (sabios)señalan que el indígena tiene cuatro almas: Ajayu, Janayu, Qamasa, Chhiju. Cuando muere el cuerpo, las cuatro almas abandonan por lapsos de tiempo, por eso se recuerda los ocho días, el mes, el cabo de año y la kacharpa (despedida) después de tres años. Nuestra alma íntegra se traslada a vivir en los cerros, por eso a los mismos se los dice achachila (abuelo) y apachita (abuelita). El espacio donde vive en los cerros señalan que se llama Upa Marka. Desde estos lugares van viniendo desde mediados de octubre y llegan el primero de noviembre, conviven con nosotros y empiezan a marcharse a los mismos lugares el 2 de noviembre".

Illapa I. Kallisaya


Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

1 comentario:

Onironauta dijo...

acá en perú, bueno en lima no vi que hicieran alguna celebración, me imagino que en la zona de la sierra si se hacen cosas de esas.