viernes, noviembre 24, 2006

Que me dé el Sol

Esta mañana, acostada en mi cama pensaba que mi felicidad tiene sabor de tristeza. Pero al salir de mi casa, y sentir el calor del Sol en mi piel, con todo que me hizo sudar un poco mientras viajaba en el autobús, sonreí. Aún más cuando al bajar sentí la brisa, propia del mes de diciembre que está por llegar.

6 comentarios:

DiegoMe dijo...

No lo se, diciemnre siempre me ha traido malas vibras, siempre paso algo increible, pero despues todo cae.... Diciembre: lo unico bueno es el calor del frio.

caperucita dijo...

lo mismo he pensado esta mañana. te entiendo, y es un poco mi post.. son cosas sin sentido aparente. Aca ha hecho un grn frioooo, ahora subiò el calor, y ya esta como con brisa. Pero no se. diciembre no me trae buenas vibras, pero trato trato :)

Cristibel dijo...

Yo también trato, estoy mirándolo con otros ojos... Y lo que más me gusta de diciembre, es el clima.

Neptuniano dijo...

Si pensamos que en realidad la Navidad es una invención, nos quedaremos con diciembre, sin presiones, sin agustias, sin envoltorios, sólo con su clima, con su efecto en los seres, con la percepción de cerrar un ciclo...para iniciar otro mejor.

Amemos diciembre...no necesariamente la Navidad.

Anónimo dijo...

Adoro ese clima!!! Y es que aunque a veces el frío hacen sucumbir a mis alergias, no sé, me entra como un calorcito diferente en el cuerpo, que en todo el año, no había sentido.




Ah puña! espero que no sea la menopausia adelantada!

Francisco Duran dijo...

para bien o para mal, esa brisa navideña siempre trae consigo algo de magia...

a mi me encanta, sin importar las circunstancias que me rodean y de alguna forma, me hace ser otro.